En los últimos años y gracias (de nuevo) a la tecnología, llevar aparato ya no implica llevar esos barrotes metálicos que, aunque intentábamos camuflar con gomitas de colores, nos generaban tanto complejo. Ahora, el mercado odontológico ofrece múltiples alternativas, como la ortodoncia transparente de Vivanta, que permite seleccionar entre diferentes opciones y optar entre un gran abanico de posibilidades casi invisibles para corregir tu sonrisa. Pero ahora bien, ¿sabes cuál es la que mejor se adapta a ti? ¡Nosotros sí!

Como bien sabes, una ortodoncia es un mecanismo que permite corregir los defectos dentales de manera duradera. Los odontólogos estudian cada caso de manera aislada e individual, adaptándose a las peticiones de cada uno de los pacientes. De esta manera, lo más importante para corregir los posibles defectos de nuestra sonrisa, es llevar a cabo un tratamiento continuado y duradero. ¡Constancia chicos! 

También debemos tener en cuenta que cada ortodoncia requiere de un seguimiento diferente. Los ortodoncistas se encargan del estudio preliminar de cada caso, del tratamiento más adecuado y de tomar las medidas para su mantenimiento. Así, sea cual sea la alternativa elegida, el paciente gozará siempre de la seguridad y el tiempo necesarios. Pero vayamos por partes. Es normal que, una vez tomada la decisión de utilizar ortodoncia, no sepas por dónde empezar. En Vivanta disponen de cuatro tipos de ortodoncia transparente destinadas a todo tipo de públicos y nosotros te las contamos todas, para que elijas la más afin a ti (y a tu sonrisa):

Ortodoncia invisible

A diferencia de otras ortodoncias, la ortodoncia invisible no es fija ni inamovible. Se basa en la utilización de férulas o moldes transparentes que van cambiando en cada revisión y se quitan para comer. Su comodidad y su capacidad para pasar desapercibida, la han convertido en una de las más populares, tanto para adultos como para niños.

Ortodoncia lingual

La ortodoncia lingual es una de las apuestas más innovadoras de los últimos años. Consiste en la utilización de brackets convencionales pero, a diferencia de estos, se sitúan en la cara interior de los dientes, en contacto con la lengua. Son cómodos y se mantienen de manera fija, por lo que no hay que preocuparse por su extracción a la hora de ingerir alimentos.

Ortodoncia estética cerámica

Este tipo de ortodoncia se parece a la ortodoncia convencional, pero mucho más discreta. Se diferencian de estos en el material del que están hechos, precisamente la cerámica o porcelana, de modo que quedan disimulados por su color blanquecino y adquieren un aspecto más natural.

Ortodoncia estética zafiro

Muy simular a la ortodoncia estética cerámica, pero con un paso más allá. La ortodoncia estética zafiro utiliza un material totalmente transparente y resistente que no se tiñe, por lo que se camufla con el color del diente, consiguiendo un efecto invisible.

Como ves, las variedades de ortodoncias transparentes son infinitas pero, si ninguna de estas opciones te ha convencido, siempre puedes consultar otras alternativas como las que ofrecen los cirujanos u odontólogos experimentados de Vivanta.

Redacción Vanidad

Imágenes: Giphy