¿Qué quieres conseguir cuando te maquillas? Potenciar tus virtudes y disimular tus defectos parece ser el objetivo primordial. Sin embargo, la tentación de ir más allá no tarda en aparecer en escena. Unos pómulos más marcados, una nariz que parezca más pequeña, una mirada rasgada -si eres occidental, y más redondeada en el caso de las mujeres orientales-, una mandíbula más definida. Sigues avanzando. Ojos más grandes, labios más carnosos, hasta el escote está entre tus objetivos gracias a la moda del contouring. Te miras al espejo y ¿qué ves? ¿Sigues siendo tú o estás tan cambiada que no te reconoces? Eso es precisamente lo que este vídeo viral que se ha convertido en todo un fenómeno quiere reflejar. slide4 En él observamos cómo su protagonista se desmaquilla ante la cámara, mostrando la diferencia entre el lado del rostro que aún conserva el maquillaje y aquel que ha quedado desnudo. Dos mitades diferentes, que parecen pertenecer a personas distintas. ¿Lo has experimentado alguna vez? Sin duda el vídeo plantea la cuestión del exceso de maquillaje y cómo nos hace parecer alguien que no somos. ¿Nos escondemos detrás de él? [youtube width="564" height="315"]https://www.youtube.com/watch?v=lpQS5i6nSH8[/youtube]  
 Redacción Vanidad