Las altas temperaturas han llegado casi sin avisar y con ellas, la sensación de cansancio y somnolencia que nos hacen sentir que hemos perdido toda la energía. ¿Te suena de algo?. Es una sensación muy típica cuando llegan los cambios estacionales, por eso es tan necesario que, igual que adaptamos nuestra ropa a la nueva estación, también cambiemos nuestros hábitos para evitar que nada nos frene. Te lo contamos:

Controla tu espacio y tu energía

Asegúrate que el espacio en el que te encuentras día a día (ya sea espacio de trabajo o tu casa) esté ordenado y limpio. No solo mejorará tu estado de ánimo, sino que este pequeño gesto te ahorrará tiempo y esfuerzo. Dedicar un día a la semana a ordenar tu espacio o reciclar cosas que ya no usas, puede ayudarte más de lo que te imaginas...

Haz caso a tu reloj biológico

Hay personas que rinden más de día y otras de noche, así que intenta que las actividades que demanden más esfuerzo, estén concentradas en las horas donde rindes más. El resto de horas, en vez de procrastinar, dedícalas a hacer un poco de deporte. 

Practica deporte: el yoga puede ser una buena opción

Ponerte objetivos en el deporte, o en la práctica de una disciplina como el yoga harán que, cada vez que progreses, sientas como vas recuperando la energía. Prueba a salir al aire libre... verás como tu estado de ánimo mejora exponencialmente. Otros deportes como el running y el boxeo son también altamente energizantes. 

Comer más a menudo y en menos proporción

¿Sabías que la falta de Vitamina D, B12 o Zinc podrían ser una de las principales causas de esta fatiga?. También el consumo de azúcar o alcohol pueden afectar a tu estado de ánimo así que, igual que te recomendamos que incluyas los primeros, evita los segundos. 

En tu desayuno, incluye avena y semillas de chía, para picar entre horas, un puñado de frutos secos o dos onzas de chocolate negro (fuente de vitamina B12 y antioxidantes) y sustituye el café por hierba mate, que contiene menos cafeína. Incluir ginseng en tu dieta a través de infusiones o cápsulas, también te ayudará a sentirte con más energía. Del mismo modo, incluir en tus ensaladas espinacas o lentejas puede suponer una gran mejora en tu estado de ánimo. 

Otra de las tendencias que debes seguir este verano es la de los bowls energéticos, tanto de fruta, como verdura. ¡Te encantarán!

Bebe agua 

Beber por lo menos dos litros de agua al día no es ningún misterio y más ahora en verano. Evita refrescos muy azucarados aunque, si eres demasiado fan de ellos, puedes probar a añadir a tu botella de agua rodajas de pepino, fresas o limón para darle un poco de sabor y así engañar a tus papilas gustativas. 

Hábitos de sueño

Hacer meditación antes de ir a dormir o leer un libro, son dos hábitos que tienes que incorporar desde ya si quieres dormir como un bebé. Evita aparatos electrónicos al menos una hora antes de irte a dormir. Recuerda: refrescar tu feed de Instagram no es más importante que tu sueño...

Nosotros ya estamos poniendo en práctica estos consejos y estamos seguros de que este verano, no nos faltará vitalidad en ningún momento del día. ¿Te animas a seguirlos con nosotros?

Jara Hart: @jarahartt

Imágenes: Instagram y Archivo