Gerard Alegre Dòria, o lo que es lo mismo El Último Vecino, es una de las sorpresas musicales del año. Su álbum debut viene cargado de sonidos que nos recuerdan a algo anterior -sobre todo a los 80-, pero con aire fresco y mucho brío para hacernos bailar. Cada canción es adictiva. A veces ocurre esa magia única, el flechazo inesperado, y sólo queda pinchar en "repeat". Descubre a El Último Vecino en esta entrevista.
El último vecino El último vecino
¿Cómo surgió el nombre de El Último Vecino? Hace unos años empecé a escribir un libro, en ese momento, a los 18, escribir era una de mis pasiones. La historia trataba sobre el camino que emprendían las 5 ovejas que no morían en el incendio provocado por un rayo en el corral del último vecino de una aldea de montaña, el cual también moría en el accidente. EL ÚLTIMO VECINO para mí es un nombre muy romántico y a la vez fue una manera bonita de terminar ese libro, poner el título como nombre de grupo. ¿Quién está detrás de él? Yo, Gerard Alegre, con ganas de hacer un disco con pies y cabeza. En directo somos cuatro. Escuchando tus canciones, muchas nos remiten a sonidos de los 80. Por ejemplo, “Antes siempre esperaba” recuerda a Golpes Bajos, ¿cuáles son tus influencias? Golpes Bajos lo he descubierto a raíz de que me comparen con ellos, y ahora mismo me encantan. Pero la verdad es que en las influencias directas se nota que las guitarras están escritas y tocadas de una forma parecida a Golpes Bajos. Hablo de conjuntos como El Último de la Fila, o guitarras concretas como las de Héroes del Silencio, o sintetizadores concretos como los de Enya o Chimo Bayo. Tu música resulta adictiva, ¿qué componentes crees que hacen que al público le enganche? Yo soy muy adictivo y cabezón con las canciones que me gustan, creo de verdad que después de mucha lucha conmigo mismo simplemente decidí confiar en mí.
El último vecino El último vecino
En tu música recurres a los sintetizadores, ¿qué te ofrece este elemento a la hora de componer? Dejar grabado algo que llena mucho y poderlo escuchar. ¿Por qué has elegido el casete –ya en desuso- y el vinilo como soporte de tu música? Porque hasta al pensar en el formato llegó la influencia de los discos que había en casa y de las recopilaciones que yo me hacía para mi radiocaset. La creatividad de El Último Vecino está basada en la edición limitada y DIY, ¿todo lo creas tú? ¿Por qué has preferido este tipo de diseño? La verdad es que el diseño del envoltorio del disco y del casete fue cosa de Doméstica Records. No es que no me guste, pero yo no pude participar. Por eso me dedico también a ir creando la imagen a través del audiovisual. En la fiesta de “Está pasando goes dark” coincides con M A J E S T A D y Pan, ¿qué opinas de la escena musical actual en España? Pues me encanta, siempre me han encantado las escenas musicales. Solamente al pensar en las palabras escena y musical me viene la sensación de que algo está vivo. Y a nivel egoísta pero sincero, solo puedo que alegrarme por el hecho de que la música que me ha salido de dentro encaje dentro de la escena actual. ¿Nos puedes adelantar qué veremos en tu directo en Charada el próximo sábado? Un teclista con la pierna rota y sobre todo muchas ganas. El Último Vecino toca en Madrid este sábado (19 octubre) en la fiesta "Está Pasando Goes Dark" donde también participan M A J E S T A D (nuevo grupo de Pepo Márquez) y Pan Total. A las 22.00h en la sala Charada.
Por María Díaz del Río
Fotografía Paula Fernández (coloreada por Gerard Alegre)