Nacieron el mismo año, 1913. Miguel Fisac y Alejandro de la Sota compartieron profesión y época. Su arquitectura siguió fórmulas diferentes; eso sí, ambas modernas y rompedoras. Frente al estilo historicista del régimen, De la Sota respondió con líneas puras y Fisac con formas expresionistas. Dos arquitectos que supieron reivindicar su estilo en una época de aislamiento cultural. Alejandro de la Sota, arquitecto gallego que , además de tener su estudio en Madrid, dio clases y creo escuela. Su obra racionalista de naturaleza abstracta conecta con la época americana de Mies van der Rohe.
Alejandro de la Sota Alejandro de la Sota
  Su obra más conocida es el Gimnasio del Colegio Maravillas en Madrid, considerado como el edificio más significativo de la arquitectura española por el prestigioso crítico británico William Curtis.
De La Sota. Gimansio Maravillas. De La Sota. Gimansio Maravillas.
Miguel Fisac, manchego, también abrió su estudio de arquitectura en Madrid durante la década de los 40. Nunca impartió clases en la escuela, pero sí escribió y dio múltiples conferencias sobre su idea de una arquitectura más humana desde su mirada sensible e inteligente. Viajero incansable , quedó fuertemente influido por el neoempirismo del sueco Asplund.
Miguel Fisac. CASA EN MAZARRON Miguel Fisac. CASA EN MAZARRON
Se atrevió con el diseño de mobiliario y hasta de moda. Su inquietud le llevó a experimentar, primero con el ladrillo y más tarde con el hormigón. Creó formas fluidas y expresionistas con este material, dejando en sus numerosos edificios una firma inconfundible. En la capital construyó algunas de las mejores obras de la segunda mitad del siglo XX: el Centro de Estudios Hidrográficos o la iglesia de Santa Ana, sin olvidar la emblemática y ya desaparecida Pagoda.
Miguel Fisac Miguel Fisac
Dibujos, maquetas, fotografías, muebles y objetos nos conducen por la vida y los proyectos de estos dos creadores que reinventaron la arquitectura moderna española, y cuyas obras son referencia imprescindible de varias generaciones de arquitectos y diseñadores. La entrada es gratuita y podréis disfrutar de esta exposición hasta el 23 de febrero de 2014 en el Museo ICO, en la calle Zorrilla 3 de Madrid Inés Garp