La decisión de Gerard Alegre (El Ultimo Vecino) de editar su ópera prima en formato cassette nos despierta la nostalgia de otros tiempos melómanos en los que esperabas canciones de la radio con el dedo estático en el botón de REC, o que grababas cintas variadas para el coche. Sin embargo, había una ocasión en la que hacer una recopilación en cassette se perfilaba como algo vital, crucial, estudiado al milímetro en cada uno de sus temas y en las pausas que había entre ellos: cuando la cinta en cuestión tenía un destinatario "especial". Quien no haya regalado una BASF de 60 al chico o chica que se quisiera ligar, no ha tenido adolescencia.
She&Him She&Him
En la actualidad, lo de los cassettes -aunque pese, y mucho, a los amantes de lo retro- ya no se lleva. Ahora lo que peta son los ciberligues; tener abiertos varios perfiles en internet, tanto en redes sociales como en diversas páginas de contactos, a ver si cae la breva. Cada persona es un mundo, pero si durante el e-cortejo se tercia algunas de estas canciones, don"t panic: te decimos en qué punto de tu relación virtual te encuentras: She & Him – I Could’ve been your Girl Ella tan cuqui y soñada por cualquier hombre. Él tan misterioso y distante (aunque algo nos dice que más simple que el mecanismo de un sonajero). Lo mande la parte que lo mande de la supuesta pareja, un vídeo como este equivale a un -aparentemente inocente- mariposeo con la mirada. Demuestra dulzura y un poco de pose, pero de las más inofensivas. Es una canción que grita a los cuatro vientos "hasta en bata estoy mona" o, en el caso contrario, un "eres preciosa, pero la magia acabará si veo cómo te depilas". Tú eliges. The National - Graceless Perro viejo, difícilmente le sacarás de sus discos clásicos, aunque de vez en cuando se actualice con algún grupo actual que considera de calidad, como The National. Sobriedad y elegante sordidez que pocas, muy pocas veces, se traslada a la vida real. Asumámoslo, casi nadie es el vivo reflejo de la gente a la que admira. Por mucha barba y camisa de cuadros que se encasquete. Tómalo con calma, se lo está montando en plan caballero (pero no tiene por qué serlo). Demon VS Heartbreakers – You Are My High Si no pillas la indirecta -por llamarla de alguna manera-, tienes un serio problema. Háztelo mirar. Sinéad O"Connor – Nothing compares to you No consta en nuestros archivos que nadie haya tirado del clásico de la O"Connor para ligarse a alguien, pero ojo, que hay gente para todo. Por mucho cutre-homenaje que le haga la Cyrus en su último vídeo, el poder de este plano fijo sigue casi intacto. La balada es impepinable, pero si se la mandas a alguien, asegúrate de estar ambos en el mismo punto: de lo contrario, puedes provocar una estampida más legendaria que la de la muerte de Mufasa en El Rey León.
Bonus Track para situaciones delicadas:
Elvis Costello - She Es sensible, punto a favor. Le gusta Elvis Costello, súper punto a favor. Pero cuidado, no te emociones tan rápido: es posible que estés ante un (o una) fan de Notting Hill. O peor, de Julia Roberts. Antes de hacer nada, asegúrate. De nada. María Bernal