Llega septiembre y, para muchos, esto supone que se acabaron las vacaciones. Sabemos que dejar la playa y volver a la rutina no es el plan ideal y es que, con el regreso a las tareas cotidianas, dejamos de tener tanto tiempo para el ocio (y también para cocinar). Ahora bien, no todo son malas noticias. Aunque tengas menos tiempo para elaborar tus platos preferidos, hay muchas opciones saludables, nutritivas y rápidas de preparar, ideales para comer bien, ahorrar tiempo y ponerte a tono después de meses de excesos… ¡Toma nota de estas ideas!

Lasañas

Este plato es perfecto en cualquier época del año, pero requiere tiempo. Sin embargo, la lasaña de espinacas y queso de La Cocinera es una opción perfecta cuando no dispones de ese tiempo para cocinar. Es sencilla, rápida de hacer y muy nutritiva y es que, en un mismo plato tienes: verduras, proteínas e hidratos de carbono. Al cabo de unos minutos, tendrás un plato muy sabroso y lo más importante, apto para vegetarianos. Una receta tradicional que encantará a los amantes de la cocina italiana.

Ensalada de aguacate

Por si no lo sabías, la mejor época para disfrutar de los aguacates producidos en España llega a partir de septiembre. Así que qué mejor que incorporarlos a una ensalada plena de sabores y texturas, fácil de preparar y con ingredientes al alcance de cualquiera. Esta ensalada lo tiene todo: el aguacate ayuda a reducir el colesterol, es rico en ácido fólico, es antioxidante, tiene proteínas y más de 20 vitaminas. A ello se le suma la fibra de la manzana, las proteínas del queso y el poder antioxidante y energético de las nueces. ¡Una ensalada completa que además te dejará saciado!

Sándwich completo

Una opción muy aconsejable si tienes que comer en el trabajo o no tienes tiempo para prepararte nada. No tardarás nada en prepararlo y podrás disfrutar de él en cualquier sitio. Si optas por la opción que te recomendamos (un sándwich vegetal de lo más completo) necesitarás: lechuga, un huevo duro, medio tomate, queso fresco, tres rebanadas de pan (si es alemán, mejor) y un filete de pollo. Si quieres, también puedes añadirle aguacate. ¡Cuánto más nutrientes, mejor! Con esto tendrás más que suficiente para pasar el día, palabra.

Ensalada de garbanzos

Los garbanzos… no son solo para el potaje (y ahora, con la fiebre del hummus, lo tenemos más claro que nunca). Hay múltiples recetas de ensalada de garbanzos, siempre acompañada de una vinagreta. Son ideales para cualquier época del año, pero como se sirve fría, es un plato muy apetitoso para esos primeros días de rutina, cuando el calor no termina de marcharse. Se transporta muy bien en un tupper y con esta ensalada habrás hecho un importante aporte de legumbres, alimento esencial en cualquier dieta (aunque a veces no se le presta la atención necesaria). Los garbanzos son ricos en carbohidratos y minerales y les puedes añadir cebolla, pimiento rojo, tomates cherry, atún, huevo duro y hasta aceitunas.

Disfruta de estas cuatro recetas para seguir comiendo bien a la vuelta del verano y, si te interesan las opciones veganas, aquí puedes descubrir un delicioso y perfecto menú para comer vegano.

 

Redacción Vanidad

Imágenes: Archivo