Los 30 siempre merecen un fiestón de cumpleaños. Y no podía ser menos el 30 aniversario de uno de los modelos más emblemáticos de coches de nuestro país, el Seat Ibiza, que sopló las velas muy bien acompañado, como aquí te contamos. Tenía dos razones para estar allí: una fiesta por seguro inolvidable y entrevistar a la cantante Najwa Nimri. De camino a la entrevista, me sorprendió el evento en toda su magnitud: se dividía en tres salas, una de los 80, otra de los 90 y otra de los 2000, decoradas con los modelos representativos de cada década y un portero acorde al estilo de cada una. En la puerta de los 80 había un chulazo estilo Sonny Crockett y en la del año 2000, una chica con el pelo afro y un hipster (que hace 14 años ya empezaban a asomar la patilla de la gafa de pasta). Cuando terminé de entrevistar a Najwa, me quedé en backstage esperando por una amiga periodista. En realidad, había logrado una posición privilegiada junto a la mesa del catering y no quería renunciar a ella.
Alaska pinchando en el 30 cumpleaños de Seat Ibiza. Alaska pinchando en el 30 cumpleaños de Seat Ibiza.
Mientras yo me entretenía entre bocado y bocado, llegaban Joaquín Reyes y Alaska, que, junto a Najwa, iban a amenizarnos el baile. Hice una porra mental y aposté a que Alaska sería la embajadora ochentera; Joaquín era muy noventas, y Najwa pondría techno del año 2000 para arriba. Acerté.
Joaquín Reyes también puso música en la fiesta. Joaquín Reyes también puso música en la fiesta.
Al final las cortinas que dividían los espacios desaparecieron, los 30 años se fusionaron, y yo ya no sabía en qué década estaba bailando. De lo que estaba seguro es que Seat atrae a la gente guapa del mejor nivel, como se vio en este cumpleaños automovilístico. Reconocí a Ana Fernández o Santi Millán por allí. En algún momento de la noche me empeciné con encontrar a Ana Rujas y no tuve suerte. A la que sí vi fue a María Castro cantando al estilo Happy Birhday Mr President, bajo la luz rojiza del neón gigante que decía IBIZA. La actriz gallega también posó al volante de la última versión del coche. Mirándola detenidamente, la sonrisa luminosa, los reflejos cobrizos de la melena en la carrocería del Seat (puede que esté exagerando), recordé una historia propia que había vivido en el modelo anterior y le di un largo trago a la copa.
La actriz María Castro dándolo todo en la fiesta de Seat Ibiza. La actriz María Castro dándolo todo en la fiesta de Seat Ibiza.
«Cumpleaños feliz», recuerdo que pensé. Inesperadamente encariñado con el invitado de honor de la fiesta, el Seat Ibiza. Néstor Gándara