Mario González es un nombre que empieza a sonar en el circuito de ilustradores. Este alicantino de tan solo 24 años, empezó a despuntar cuando Fucking Young publicó su trabajo para TopMan. Desde entonces sus artesanales dibujos han ilustrado campañas de otras firmas internacionales como Burberry o Givenchy y, poco a poco, ha creado su propia identidad a base, únicamente, de rotuladores y  lápices de colores que emplea de manera magistral. El Colmillo de Morsa 2 No es casualidad que su gusto por las técnicas artesanales le hayan llevado a elegir a El Colmillo de Morsa -la marca barcelonesa creada por los diseñadores Jordi Espino y Elisabet Vallecillo-, para sus nuevas ilustraciones. Ésta, combina elementos tradicionales y orgánicos con diseños modernos, muy en la línea del ilustrador, creando así un perfecto tándem, donde González plasma imágenes tomadas de la tercera colección de la marca "Caminos de Nopal" -Otoño-Invierno 2012/2013-. Un trabajo en el que ambas identidades se complementan a la perfección y, sin duda demuestra que no hace falta disponer de grandes medios para sorprender en este mundo dominado por la globalización. Sólo basta el talento. El Colmillo de Morsa   Por Amanda Cámara