Parece que, inevitablemente, como si de un imán se tratase, este invierno el lado oscuro nos llama y nosotros nos dejamos llevar, ¿y por qué no? En esta ocasión podemos verlo en la nueva colección que ha sacado el equipo de Cuervo Store. Siendo éste uno de nuestros lugares preferidos en la capital, donde reunirse con amigos, deleitarse con la cuantiosa colección de vinilos y en resumen disfrutar de moda y música. Estos conceptos ya no son cosas solo para chicos (en realidad nunca lo fueron). Hasta el momento las prendas de la tienda eran únicamente masculinas, pero sabemos que nosotras también somos rockeras, y ahora para premiar nuestro amor por el género nos regalan una colección digna de Alex ProyasCuervo Store X Irena Krajina es el título, y nuestro querido fotógrafo (y más que amigo) Arturo Cardoza el encargado de plasmarlo en imágenes. La diseñadora que le ha dado vida es la bosnia Irena Krajina con un toque tenebroso y sombrío hacen honor al nombre de la colección.
Cuervo Store X Irena Krajina Cuervo Store X Irena Krajina
Cuervo Store X Irena Krajina Cuervo Store X Irena Krajina
Cuervo Store X Irena Krajina Cuervo Store X Irena Krajina
Cuervo Store X Irena Krajina Cuervo Store X Irena Krajina
Cuervo Store X Irena Krajina Cuervo Store X Irena Krajina
Cuervo Store X Irena Krajina
Cuervo Store X Irena Krajina Cuervo Store X Irena Krajina
Cuervo Store X Irena Krajina Cuervo Store X Irena Krajina
Cuervo Store X Irena Krajina Cuervo Store X Irena Krajina
Cuervo Store X Irena Krajina Cuervo Store X Irena Krajina
Cinco son los modelos que componen la serie y todos partes de arriba. Su estudiada confección, sus detalles cuidados hechos a mano, la utilización de nuevas texturas, de diferentes capas, y la intención de evocar las plumas o la libertad convierten esta colección en una compilación de prendas muy femeninas, sencillas y elegantes, como ya apuntaban Paco y Marcos, dueños de Holy Cuervo. La nocturnidad que inspiran los azules oscuros (sí, casi negros) nos hace pensar en camisas, chaquetas, vestidos o sudaderas para después de media noche, y quién sabe si hasta el amanecer... Lucía Fernández Alonso (Luceral)