Daughter Daughter
La banda está formada por la inglesa Elena Tonra, el suizo Igor Haefeli y el francés Remi Aguilella. Hablamos con ellos para conocerlos mejor. Habéis tocado en Barcelona, ¿cómo fue el concierto? Igor: Barcelona no fue uno de nuestros mayores públicos pero sí uno de los más vivos. Nos da igual que la gente hable, grite o esté callada y tiesa mientras veamos que están disfrutando. Y en Barcelona desde luego notamos un gran feeling con la gente. Os suelen relacionar con The XX. ¿Os molesta la comparación con otras bandas? Igor: Mmm, creo que la gente puede ver cierto parecido a lo mejor por la dispersión, el uso de los silencios... Pero creo que definitivamente nosotros somos más rock. Sin embargo, es verdad que tenemos sensibilidades similares y que hay cosas que nos interesan a ambas bandas de igual modo. De todas formas es un buen grupo, así que la comparación obviamente no es mala. Es sólo que nosotros estamos tan en medio de nuestra música que el resto lo vemos bastante lejano… Elena, he leído que no te gusta demasiado hablar de las letras pero al final, de una manera u otra, con las canciones en las canciones terminas exponiéndote. ¿Por qué, entonces, ese rechazo a hablar de lo que escribes? Elena: Bueno, probablemente porque ya considero que la de las letras es suficiente exposición y en muchos casos incluso demasiada. Siento que dejo huellas de lo que hablo sin citar nombres, fechas o datos precisos. Se trata más de expresar la emoción del momento que los detalles exactos de la situación. Y además, lo que pienso es que no revelándolo todo, lo que dejo son las puertas abiertas para que la gente me cuente qué es lo que les dice la canción y resulte ser algo diferente completamente a lo que yo me refería. O sea, que entonces no me vas a decir de quién era el corazón que daba título a vuestro EP “His Young heart”… Elena: No, no… ¡lo siento mucho! Dices que maduraste pronto y que te habría gustado ser (más) joven cuando te tocaba serlo (más). ¿Es esta la razón por la que grabasteis “The Wild Youth” y le pusisteis ese nombre? Elena: Sí, definitivamente ese es el tema en el EP. También hay una especie de sentimiento de no llegar a sentirse una misma del todo.  Me refiero a pasar de ser un niño a, de repente, tener una perspectiva del todo desalentadora, que es lo que me ocurrió a mí. Sólo fui chica hasta los 12 años, a partir de ahí se acabó todo. Quizá la gracia está en que mi juventud salvaje se puede resumir en la foto de portada del EP, que somos mi hermano con 5 años y yo con 3, los dos con la cara pintada de gato… ¿Y por qué es “Youth” la única canción de los EPs que habéis incluido en el álbum? Elena: Porque no queríamos incluir ninguna canción de los epés en el disco. Teníamos muy claro que queríamos escribir material nuevo… nada de 8 canciones de epés en el disco y 3 nuevas, no. Sobre todo queríamos volver frescos. Y “Youth” la metimos porque pensábamos que encajaba pero la volvimos a grabar para que no desentonase con el sonido entero del disco. También hay otras dos canciones antiguas que nunca incluimos en ningún disco pero todo lo demás es nuevo. ¿Qué otras disciplinas artísticas influyen en vuestra música? Igor: Sí, la verdad es que sí. Sobre todo películas, me gusta mucho el tema visual. Ayer estuvimos por ejemplo en una galería de joyas y nos quedamos impresionados con las ideas que transmitían siendo simplemente objetos… Sé que suena a cliché pero todo puede ser inspiración y ser susceptible de ser trasladado a un sonido. Remi: La arquitectura también. En Barcelona tenéis a Gaudí, yo soy súper fan y procuro ir siempre que puedo. Dos de vuestras canciones tienen nombres de ciudades: Amsterdam y Switzerland. ¿Qué tienen de especial para vosotros estos sitios? Elena: "Switzerland" la escribí sin siquiera haber estado, aunque Igor es de allí. Bueno, fue una de esas canciones que compones sin pensar, dándole a grabar y viendo qué sale. Igor: Sí, además yo te había hablado de cómo es la ciudad y al final salió una especie de paisaje suizo en forma de canción. Se trata un poco de ver la ciudad a través de los oídos. Sí, la verdad es que la canción es muy visual al mismo tiempo…. Elena: Justo, es el dibujo en mi cabeza de cómo me imagino la ciudad. ¿Y Amsterdam? Elena: Bueno, allí sí que hemos estado varias veces. Escribí la canción a partir de un sueño que tuve. Está construida sobre la idea de escapar a algún sitio y en principio pensé en el mismo Londres pero cuando estuvimos en Ámsterdam, simplemente es como que la canción cobraba más sentido allí. Y además me gusta la ciudad. Dicen que una de las cosas que marcan la diferencia a la hora de grabar un disco es que el productor sea miembro de la banda. ¿Cómo veis esto? Igor: Puede ser. En nuestro caso sí que la marcó porque queríamos hacer algo que fuese personal, muy de nosotros… No queríamos a nadie que nos dijese qué y cómo teníamos que hacer las cosas. Nosotros ya sabíamos lo que queríamos. Y precisamente eso es lo que me gusta de nuestro disco, que se siente como algo totalmente nuestro. Y si en el futuro tuvieseis la posibilidad de trabajar con alguien grande (como han hecho Arcade Fire con James Murphy, por ejemplo), ¿con quién os gustaría? Igor: Bueno, me interesaría pero tampoco es que vaya detrás de ello. Quiero decir que mi interés dependería en el tipo de música que estemos haciendo y si se ajusta… No me gustaría trabajar con alguien sólo para poner su nombre en el disco. Pero bueno, en todo caso, si sonase bien y encajase, adelante. Texto: Marieta Zubeldia Fotografía: Álvaro Delgado