¡Ciao, Milano! Termina la semana de la moda italiana (MFW) y no nos queda otra que sacar lápiz y papel y tomar nota de lo que llevaremos dentro de un año según los diseñadores transalpinos (hay que ser previsores, no vayamos a deshacernos del hit del próximo invierno en la siguiente limpieza de armario). 1. ¡Viva la cultura pop! Esperábamos ansiosos la primera línea prêt-à-porter de Jeremy Scott para Moschino (ya se estrenó en la colección prefall 2014) y no ha defraudado. El diseñador ha puesto a desfilar al dibujo animado más fashion (por algo lo lleva tatuado Marc Jacobs) y ha homenajeado otros símbolos de la cultura mainstream como los snacks o las hamburguesas de McDonalds (probablemente jamás una modelo ha estado tan cerca de un cuarto de libra con queso). Tampoco podemos obviar que, por los colores utilizados, bien podríamos estar ante nuestros uniformes olímpicos del futuro (¡Gracias Jeremy!). Otras referencias a la cultura popular que se han subido a la pasarela han sido los cuentos clásicos de la mano de Dolce & Gabbana y Woodstock (comúnmente conocido como ‘el pajarito del tejado de Snoopy’).

milan1_vanidadLa Caperucita Roja de Dolce & Gabbana, el pajarito de Snoopy de Fav y las divertidas propuestas de Moschino

2. El animal print nunca muere. Siempre hay un diseñador o una it-girl (si alguien sabe definir exactamente este concepto que me lo explique) que hace volver al asfalto al leopardo, la serpiente, la jirafa o el tigre (y/o sucedáneos). En Milán hemos visto este estampado en diferentes especies y colores y seguro que las tiendas lo recuperan el próximo invierno. Consejo: consulte el manual de instrucciones y no supere la dosis recomendada (una prenda por día y look).

milan2_vanidadEl zoológico de Dsquared2, Sportmax, Roberto Cavalli y Gucci

3. Con los estampados de animal llega también el pelo (en toda clase de accesorios, formas y colores). Mención especial merece el autohomenaje que se marcó Karl Lagerfeld en su colección para Fendi en forma de llavero peludo con coleta incluida. (¿Adivináis qué modelo fue la encargada de pasear esta creación? Sí, Cara Delevingne. Sí, otra vez ella).

 milan3_vanidadManoplas de MSGM, estola azul de Marni y abrigo rojo de Prada. El resto de las propuestas son de Fendi

4. Siguiendo la consigna “¡Trajes para todas!” multitud de firmas han optado por diseñar una mujer que se viste con chaqueta y pantalón (no vale que cada uno sea de su padre y de su madre, ¡conjuntados, por favor!). Tenemos la versión sexy de Giorgio Armani (perfecto para no tener que planchar camisas), la militar de Versace, la diplomática de Costume National y otras tantas más (que no hay adjetivos suficientes para un ‘simple’ traje).

milan4_vanidadTrajes de Giorgio Armani, Versace, Costume National y Thussardi

5. Ya hemos aprendido (y si no mal vamos) que esta primavera "más vale bolso en mano que ciento colgando". Ahora todos se llevan al más puro estilo clutch. ¿Los de tamaño maleta vacaciones en Torrevieja, también? Sí. ¿Es cómodo? No. ¿Es molón? Mucho. (Aquí que cada uno elija en función de sus prioridades). El caso, es que Milán corrobora que esta tendencia (y nuestro dolor de brazos) continuará el próximo invierno (¿causará una enfermedad nueva como la poshitis de Victoria Beckham?). Si te resistes a esta moda, el plan b en lo que a bolsos fashion se refiere, es cargar con dos (o incluso tres) a la vez.

milan5_vanidad Trío de bolsos de Moschino y dúo de MSGM. Los bolsos que no se cuelgan son de Gucci, Fendi y Marni

6. Otra tendencia primaveral que continuará con nosotros más allá de los agradables, apacibles y lúdicos días de verano es la del "falso largo". Ya lo dijo Nueva York: los vestidos son cortos que hay que lucir pierna, pero eso sí, llevan un poco de tela transparente encima porque lo bonito no es enseñar, si no insinuar (que se lo digan a Rihanna).

milan6_vanidadDualidad enseñar-esconder en Prada, Iceberg, Aquilano Rimondi y Fendi

7. Y para terminar, una frase que las firmas quieren grabarnos a fuego: la feminidad no está reñida con la comodidad. Milán también camina sobre zapato plano, incluso se niega a subirse a los tacones –aunque hay excepciones– en los estilismos de noche y fiesta (venga, ¿nos atrevemos a romper en las comuniones, bodas y bautizos de esta temporada con unas bailarinas? ¡Solidaridad con el cambio de zapatos de la novia para darle al pachangueo!).

milan7_vanidadLa comodidad de Ermanno Scervino, Dolce & Gabbana, Jil Sander y Marni

Clara Ferrero - @clara_ferrero