Mount nos recibe en su estudio en Brighton. El compositor, productor, instrumentista, cantante y, en definitiva, hacedor de Metronomy, vive un momento dulce. Trabaja desde casa en lo que le gusta, acaba de ser padre y es una estrella musical. Su tercer álbum, "The English Riviera", fue el espaldarazo para que el nombre Metronomy escalara hacia los puestos de cabeza de cartel de los grandes festivales de todo el mundo. También le abrió a Mount las puertas a otras bandas que dejaron gustosamente que este músico y productor toqueteara algunos de sus grandes éxitos para convertirlos en flamantes remixes: Goldfrapp, Franz Ferdinand o Ladytron ya han pasado por sus manos. Ahora busca refrendarse como banda estelar con su cuarto álbum, "Love Letters".

Metronomy1_VanidadLa banda "Metronomy"

¿Cómo es la vida después de "The English Riviera"? Bueno, sin duda ha sido nuestro álbum más exitoso, el que nos ha hecho definitivamente conocidos. No lo sé, ahora tocamos en escenarios más grandes y en cada concierto hay más presión porque de pronto las entradas cuestan el doble (ríe). Eso tiene que imponer a la hora de grabar este cuarto álbum, con el listón de popularidad tan alto… Sí, desde luego hay cierta presión porque ahora todo es más grande, hay más gente pendiente de lo que haces. Pero por otro lado he sentido cierta serenidad a la hora de escribirlo que antes no tenía. De pronto me he dado cuenta de que ya estoy dentro, en ese privilegiado grupo de músicos que hacen algo que funciona y pueden vivir de ello. "The English Riviera" fue un híbrido entre la electrónica de sus comienzos y un pop más "nuevaolero". "Lover Letters" se decanta finalmente por lo segundo. Sí, creo que es el disco en el que he probado más cosas. No se puede decir que sea un álbum experimental, pero sí que he tenido la mente muy abierta a la hora de componerlo. Usted es muy de “yo me lo guiso, yo me lo como”. ¿También en este álbum? Sí, lo he escrito yo solo. Necesito hacerlo así, porque tengo una idea en la cabeza de cómo va a ser el disco y necesito que ese sea el resultado. Fíjate que para "Love Letters" solo escribí 20 canciones, cuando muchas otras bandas tienen que desechar decenas de temas. Tenía muy claro lo que quería. Otra cosa es lo que luego el grupo pueda aportar en la grabación.

Metronomy2_VanidadPortada del disco "Love Letters"

Otra prueba de que Metronomy gira en torno a su persona: el anterior disco estaba basado en su infancia. ¿Cuál ha sido la inspiración para este? (Ríe) Este tiene una temática más actual. Habla de las experiencias que uno vive cuando viaja. Nosotros estuvimos dos años girando por todo el mundo con "The English Riviera", y eso supuso un cúmulo de sensaciones: la de echar de menos a tu novia y a los tuyos, pero también la de conocer gente nueva y lo que te transmiten. Las canciones más melancólicas del álbum tratan de lo primero. Es curioso: usted compone todo el álbum con su ordenador, desde casa. Podría lanzar los sonidos en directo. ¿Se ha planteado prescindir de la banda? Nunca. Para mí es necesario salir al escenario con instrumentos y “tocar” en sentido literal. Es lo que hace que cada concierto sea distinto. Cuando sales tú solo con un portátil, la relación con el público se enfría, porque te expones menos. Metronomy es una banda. Con sus peculiaridades, pero una banda con todas las de la ley. "Love Letters" se lanza en España en 11 de Marzo. Además, Metronomy estará tocando en los festivales Primavera Sound (28-31 de mayo) y Optimus Primavera Sound (5-7 de junio). Texto: Luis Meyer Fotografía: Gregoire Alexander