Mike Seaver era el personaje que interpretó Kirk Cameron en la serie “Los Problemas Crecen” a lo largo de siete temporadas: un carismático canalla de pelo ensortijado y ojos seductores; un mal estudiante de gran corazón. Durante el desarrollo de la serie el personaje va creciendo, evolucionando, dejando atrás al canalla y dando paso a un universitario comprometido con los alumnos conflictivos. He aquí la entrada en la serie de Leonardo DiCaprio. Y he aquí información entre líneas sobre un cambio en la vida de Cameron del que hablaré después de revisar su trayectoria profesional tras la serie:
Kirk Cameron en su etapa de Kirk Cameron en su etapa de "Los Problemas Crecen"
...unas cuantas tvmovies y, dos años después, una apuesta por la serie “Kirk”. Este proyecto duró sólo dos temporadas. A partir de aquí poquitos proyectos y todos de poca monta, más para tele americana que otra cosa. Su última aparición en cine fue en “Fireproof” en 2008, película en la que interpretaba a un bombero y que no conoce ni Cristo. Fin de párrafo e introducción del siguiente. Porque a Kirk si que le conoce Cristo, y viceversa. Nos remontamos a 1987, los 17 años de Cameron y su renacimiento en el cristianismo. Hasta el momento un agnóstico orgulloso se convierte al catolicismo y comienza a mirar “Los Problemas Crecen” con ojos analíticos: una familia peculiar, libertina, que no termina de aprobar por inmoral. Comienza a provocar cambios en la serie: en tramas, personajes e incluso casting. Llegó al extremo de conseguir que echaran a Julie McCulloug, la niñera, por haber posado desnuda en la revista “Playboy” acusando a los productores de incentivar la pornografía.
Kirk Cameron en la actualidad Kirk Cameron en la actualidad
Pero Cameron lo que quería era evangelizar. Se hizo predicador. Se casó con la que fue su novia en la serie y tiene 6 hijos, cuatro de ellos adoptados. Y desde cualquier plataforma lanza sus creencias para reconvertir al rebaño perdido. En 2003, crea el ministerio televisivo “The  Way of the Master” al que sigue perteneciendo y desde el que predica el creacionismo, su rechazo a los homosexuales y a los científicos como Stephen Hawking, al que, según palabras de Kirk, “decirle algo malo es como apalear a un ciego” puesto que su minusvalía le permite decir cosas absurdas... Ahora sus proyectos audiovisuales están enfocados a extender su doctrina. No se espera una vuelta al cine de Hollywood, a una ficción real. Su realidad la supera. Nos supera a todos. Le supera a él. Y supera al vino. Que el Señor nos bendiga a todos. Raúl Rustarazo