Una vez que tenemos claras las tendencias a la hora de vestir esta primavera y verano, queda descubrir qué se cuece en el mundo de la belleza. La máxima esta temporada es la naturalidad, tanto en maquillaje como en peinado. Pero como esto así dicho es algo difuso, complejo, impreciso, difícil y arduo de entender (ya no se me ocurren más sinónimos) los siete siguientes puntos sintetizan y explican a grandes rasgos cómo pintarnos y peinarnos a lo 2014 (cómo pasa el tiempo, ¿no?). 1. ¡Lávate la cara! (o consigue que lo parezca). La piel esta primavera se lleva limpia y fresca. Esto no quiere decir que debas prescindir de la base de maquillaje, pero sí que te deshagas de los fondos de maquillaje pesados y destierres los polvos matificantes por unos meses. Las tendencias apuestan por las pieles jugosas, naturales y con un punto brillante. Es una gran noticia para las pieles mixtas y grasas, ¡se acabó la lucha! (ya solo hay que guardar fuerzas para la batalla contra el acné).
Dolce & Gabbana (primera y cuarta foto), Balmain y Peter Pilotto apostaron por los rostros naturales y frescos en sus colecciones primavera-verano 2014. Dolce & Gabbana (primera y cuarta foto), Balmain y Peter Pilotto apostaron por los rostros naturales y frescos en sus colecciones primavera-verano 2014.
2. Los labiales naranjas, rosas y malvas destierran al clásico rojo. Los labios se contagian del espíritu alegre que caracteriza los meses estivales y se tiñen de colores vitamina. Si te resistes a atraer todas las miradas, siempre queda la opción de elegir estos tonos en sus variantes más suaves y apostar por el efecto "boca mordida".
Prabal Gurung (primera y cuarta imagen), Rag & Bone y Donna Karan lo apuestan todo a los labiales fuertes. Prabal Gurung (primera y cuarta imagen), Rag & Bone y Donna Karan lo apuestan todo a los labiales fuertes.
3. La mirada se vuelve felina (y el eyeliner se convierte en un básico). Seguro que Brigitte Bardot no toleraría hablar del delineado como algo novedoso. Y es que no lo es. Simplemente debéis saber que viene pegando fuerte y que, además de presentarse en el clásico negro, se reinventa en colores tan (¿poco favorecedores?) futuristas como el blanco o el amarillo.
Arriba, los clásicos delineados de Rodarte y House of Holland. Abajo, las apuestas coloristas de Kenzo y Marc Jacobs. Arriba, los clásicos delineados de Rodarte y House of Holland. Abajo, las apuestas coloristas de Kenzo y Marc Jacobs.
4. Si los colores pastel triunfan en nuestro armario, nuestra mirada no va a ser menos. Las sombras nude, rosa y tierra son las elegidas para maquillar los ojos. Verde o azul son las alternativas para las que se niegan a pasar desapercibidas (utilícese con precaución).
La mirada según Altuzarra, Vera Wang, 3.1 Phillip Lim y Giorgio Armani. La mirada según Altuzarra, Vera Wang, 3.1 Phillip Lim y Giorgio Armani.
5. La androginia se apodera de nuestra cabellera. Y con ella llegan los variopintos e indistinguibles nombres de cortes de pelo: chop, bob, long bob, karlie, midi, pixie y un largo etcétera (que además pueden servir como ideas para bautizar a tu nueva mascota). Simplifiquemos: el pelo corto (en todas sus variantes y sin sobrepasar los hombros) está de moda. Si le sumas un flequillo largo y versátil, mejor que mejor.
Así se cortan el pelo las modelos de Versace, Saint Laurent, Burberry Prorsum y Jean Paul Gaultier. Así se cortan el pelo las modelos de Versace, Saint Laurent, Burberry Prorsum y Jean Paul Gaultier.
6. Como toda regla tiene su excepción, las melenas XL vienen al rescate de las que se niegan a recortar ni un centímetro su "pelazo". En cuanto a cómo peinarlas existen dos tendencias claras y opuestas: ondas surferas (genial para no complicarnos tras pasar el día en la playa) y el liso extremo (poco recomendable cuando plancha y altas temperaturas tengan que convivir).
Arriba, las melenas surferas de Jill Stuart y Alexander Wang. Abajo, la apuesta por el pelo liso de Choé y Ralph Lauren. Arriba, las melenas surferas de Jill Stuart y Alexander Wang. Abajo, la apuesta por el pelo liso de Choé y Ralph Lauren.
7. Si eres de las que ha optado por la opción anterior y no piensas cortarte el pelo, siempre puedes recogerlo cuando el calor haga insoportable llevarlo suelto (dadme las gracias por esta gran idea que a nadie se le había ocurrido anteriormente). En fin, las opciones de recogido son infinitas, pero esta temporada reinan las coletas bajas y pulidas, las coronas trenzadas (y trenzas en todos sus formatos) y el ‘falso bob’, que no es la traición de tu amigo americano, sino fingir que te has cortado el pelo recogiendo las puntas hacia dentro.
Coleta de Jason Wu y Valentino; falso bob en la propuesta de Mary Katrantzou y corona trenzada en el desfile de Rebecca Minkoff. Coleta de Jason Wu y Valentino; falso bob en la propuesta de Mary Katrantzou y corona trenzada en el desfile de Rebecca Minkoff.
Clara Ferrero (@clara_ferrero)