El mundo de los usuarios de la bicicleta retratado en la ciudad de las tendencias: Nueva York. Moda y ciclismo se dan la mano al otro lado del objetivo del fotógrafo Sam Polcer.  
"New York Bike Style"
Que la bicicleta es el medio del transporte de moda desde hace ya una buena temporada es un hecho. No contamina, permite moverse de manera fácil y rápida por la ciudad, es sana (en la medida en la que el usuario hace ejercicio) y además ha resultado ser el complemento de moda indiscutible. Los blogs de moda y Street Style empezaron a llenarse de manera discreta pero intensa de jóvenes con looks cuidadosamente elaborados empuñando el manillar de su bicicleta -preferiblemente de aspecto vintage y de paseo, nada de mountain bikes- recorriendo su ciudad. Como no podía ser de otra manera, Nueva York ha sido una de las ciudades más sensible a la tendencia en sus dos vertientes. Por un lado, ha implementado numerosas medidas para convertir sus calles en vías seguras y adecuadas para los ciclistas y por otro, sus ciudadanos han acogido con entusiasmo la tendencia estética y le han sacado el mayor partido posible, incorporando el velocípedo a sus estilismos habituales. El fotógrafo Sam Polcer tomó conciencia de dicho fenómeno y se dedicó a recorrer las calles de la ciudad en busca de ciclistas a los que retratar y plantear tres cuestiones básicas: tipo de bicicleta que usan, dónde se ha tomado la foto y hacia dónde se dirigen. El resultado de este trabajo de prospección se presenta ahora en el libro titulado New York Bike Style que publica la editorial Prestel el próximo 21 de abril. Un volumen adecuado tanto para los amantes de la moda como del desplazamiento en bicicleta (o de ambos). Por Carmen López Álvarez