Volvemos a territorio nacional para presentar la vida de una mujer que no sería nada sin su pasado, Penélope Cruz consiguió su sueño gracias a una dedicación constante. penelophe-cruz-pequeña_vanidad “I grew up in a place called Alcobendas” así comenzaba nuestra querida Pe el discurso de agradecimiento tras ser la primera actriz española en recoger un Oscar por “Vicky Cristina Barcelona”; pero mucho tuvo que correr hasta que este momento se hiciera realidad. Como si del título de una película se tratase, “De Alcobendas a Hollywood”, la vida de Penélope Cruz ha estado llena de alegrías y obstáculos, cientos de castings que al final le dieron a la actriz la mejor recompensa.

Penelope2-Vanidad

Penélope no fue un nombre elegido al azar, se puede decir más bien que Serrat tuvo mucho que ver en la elección, y es que su famosa canción con este título inspiró a los padres de la estrella que acababa de nacer allá por 1974. Nada más terminar su etapa escolar ya se sintió atraída por el mundo del arte, no le hizo falta nada más que ver "¡Átame!" de Pedro Almodóvar para decidir que su meta sería trabajar con este director. Para comenzar pisando fuerte entró en el Conservatorio Nacional y allí pasó los siguientes nueve años especializándose en ballet clásico, seguidos de otros cuatro en la Escuela Cristina Rota en Nueva York, así Pe iba haciéndose un hueco en el mundo de la danza. Por fortuna la interpretación no le pillaba lejos y paralelamente se presentaba a multitud de castings y pruebas para todo tipo de papeles. Como todo esfuerzo tiene su recompensa, a finales de los años 80 ya comienza a aparecer en anuncios de televisión e incluso como protagonista en un videoclip de Mecano, donde forma pareja con Nacho Cano y hace muestra de todos sus encantos con esos ojos aniñados que aún conserva. [youtube width="600" height="344"]https://www.youtube.com/watch?v=B2rpON0a9gM[/youtube] Su carrera en televisión no había hecho más que empezar, “Crónicas Urbanas”, “Ella y Él” o “La Quinta Marcha” son ejemplos de algunos de los programas en los que apareció sin ningún tipo de vergüenza. Gracias a su persistencia y empuje pronto le llegaría su primer papel en el cine con “El Laberinto Griego” dirigida por Rafael Alcázar. Por esa época, Bigas Luna puso sus ojos en ella y aunque Penélope no se vio preparada para protagonizar el caliente papel que le ofrecía en “Las edades de Lulú”, tres años más tarde ni la actriz ni el público pudieron resistirse a “Jamón, Jamón”, una explosión cinematográfica en estado puro. Finalmente su sueño se cumplió trabajando con Pedro en “Carne Trémula”, siguiendo con películas que le han hecho recorrer el mundo entero. Penélope Cruz es el mejor de cómo la perseverancia y lucha acaban por ser el mejor arma para una actriz, y es que la suerte no siempre es suficiente. Berta Gómez Santo Tomás