Los principios del siglo XX fueron convulsos tanto económica como socialmente pero dieron lugar a importantes logros creativos en diferentes ámbitos como el de la moda. Pese a la mala etapa económica a la que abrió paso la crisis de 1929 la década de los años 30 del siglo pasado fue clave para el sector de la moda. No sólo nacieron nuevos estilos sino que también se vivió una explosión innovadora en lo que a tejidos y técnicas se refiere, tanto en la moda masculina como en la femenina.
Elegance-Vanidad Elegance in An Age of Crisis.
Este proceso y los factores sociales, económicos y culturales que contribuyeron a su desarrollo se explican ahora en el libro “Elegance in An Age of Crisis” (elegancia en una época de crisis) firmado por Patricia Mears y G. Bruce Boyer y editado por Yale University Press. Directora adjunta del FIT de Nueva York e historiador y escritor sobre moda masculina, respectivamente, los autores indagan en los atuendos de la época para explicar qué fue lo que vistieron aquellos a los que les tocó vivirla. Se dieron avances en la confección de la moda para hombres tanto en Londres como en Nápoles así como la aparición del drapeado en París, Nueva York e incluso Shanghai, como dos de los avances en técnica de la época. En el libro, dotado de numerosas ilustraciones, también se explica la influencia de Hollywood en las tendencias de la década o de estilos artísticos como el clasicismo, que volvió a resurgir en aquel momento. Una obra interesante para todos aquellos y aquellas que quieren comprender las raíces de la moda contemporánea. Carmen López