Aunque queda muy poco para que vuelva Zoolander, a lo largo de los años han sido escasas, aunque llamativas, las aproximaciones del cine al mundo de la moda. Hacemos un repaso por algunos de los ejemplos más destacados de las últimas décadas. Una de las primeras películas ambientadas de lleno en el mundo de la moda fue "Funny Face" (1957), un musical inspirado en la historia de la maniquí Suzy Parker (la cual hace un cameo junto a su compañera Dovima), en el que Audrey Hepburn interpreta a una chica cualquiera que de un día para otro se convierte en la modelo más deseada. Los personajes de la editora y el fotógrafo se crearon en base a Carmel Snow de Harper’s Bazaar y Diana Vreeland de Vogue, y a Richard Avedon respectivamente; este último, además, fue el encargado de la dirección de arte y de los inolvidables títulos de crédito. https://youtu.be/XWt_pzm094I   En la década de los sesenta y curiosamente en el mismo año, 1966, se estrenan dos películas de culto inspiradas (y ambientadas) en la moda, elemento clave de los movimientos culturales de la época. ¿Quién eres tú, Polly Maggoo? es un retrato experimental y satírico –a cargo del ex-fotógrafo de Vogue, William Klein– de todo lo que sucede a lo largo de una semana de la moda, con apariciones estelares de modelos del momento y una estética que a día de hoy refleja lo más icónico de la década. No sorprende descubrir que Paco Rabanne se inspiró en ella a la hora de crear su famosa colección metálica de 1969.  
Polly_Maggoo_Moda_Cine_Vanidad "¿Quién eres tú Polly Maggoo?"
Por su parte, "Blow-Up" de Antonioni, plantea una visión mucho más turbia del mundo de la moda. Ambientada en pleno swinging London, participaron en ella Veruschka y una jovencísima Jane Birkin haciendo de aspirante a modelo. En este caso los guionistas se basaron en el fotógrafo inglés David Bailey (conocido por su visión renovadora y sus ligues con modelos de la época) para el protagonista. Como curiosidad, está inspirada en un relato corto del escritor Julio Cortázar.
Blow_Up_Moda_Cine_Vanidad "Blow-Up"
  A lo largo de los setenta y ochenta son varias las tramas que reflejan (haciendo uso de la imaginación) la industria de la moda y sus recovecos, casi siempre ambientadas en Nueva York, con una estética prestada de fotógrafos como Helmut Newton, Guy Bourdin o Chris von Wangenheim y protagonizadas por estrellas del momento. Es el caso de Lipstick (1976) con Margaux y Mariel Hemingway o Portfolio  y  Exposed, ambas de 1983, con las modelos Carol Alt, Paulina Porizkova y Nastassja Kinski. Una de las más originales, Eyes of Laura Mars (1978), tiene lugar en el NY de Studio 54 y la protagoniza (¡por fin!) una fotógrafa a la que da vida Faye Dunaway, gracias a la perfecta dirección de arte las escenas cumbre tienen lugar en medio de decadentes sesiones de fotos. Desde entonces más de una colección ha referenciado a este film en concreto y hace unos años, rizando el rizo de la circularidad en que vive la moda, Linda Evangelista protagonizo un editorial basado en la misma.  
Laura_Mars_Moda_Cine_Vanidad "Eyes of Laura Mars"
En el punto álgido entre la fiebre por las supermodelos y el inicio del grunge como tendencia se estrena "Pret-à-Porter" (1994). Rodada en París durante la semana de la moda con un reparto interminable (Kim Basinger, Sophia Loren, Julia Roberts, Rossy de Palma o Lauren Bacall entre otras) y un tema en la banda sonora que todavía identificamos con desfiles. Como suele ser habitual siempre que el cine pone sus ojos en la moda, lo hizo para reírse de las excentricidades de la industria y satirizar a sus protagonistas, el resultado es un visión tan original y frenética como cabía esperar de su director, Robert Altman. https://youtu.be/4EAG26h5s_s En la ultima década el protagonismo de la moda en películas de éxito como Zoolander (2001) (de la que quedan apenas días para que se estrene la segunda parte) o El diablo viste de Prada (2006) (basada en un bestseller y plataforma de lanzamiento para el personaje en el que se ha convertido la editora Anna Wintour) es sólo un ejemplo de cómo la moda ha penetrado en la sociedad como elemento de entretenimiento masivo. https://youtu.be/5_qI9fu8sZQ   No importa lo fieles que sean o no a la realidad, sino satisfacer la curiosidad de los que quieren saberlo todo de una industria que hasta hace muy poco escapaba por completo al ojo público.   Paula Robles