Poco se puede decir del día de San Valentín que no se haya dicho ya. Las quejas de los que piensan que es una fecha dedicada al consumismo, las exaltaciones del amor de los que disfrutan ese día, las depresiones de los solteros e incluso la indiferencia de los que no saben ni en qué día viven. Esos estados de ánimo han sido recogidos en el cine en múltiples ocasiones, concretamente en un género: la comedia romántica. Aunque muchas veces denostadas, las películas cuya trama gira en torno al amor con trasfondo humorístico no tienen porqué ser malas. De hecho, algunos de los clásicos de la pantalla grande pertenecen a esta categoría. No hay mejor fecha que San Valentín (tanto si lo celebras con tu pareja, en casa con amigos o en pijama comiendo helado) para repasar algunos de los mejores títulos. Como por ejemplo: Cuatro bodas y un funeral: si hay un rey de la comedia romántica ese es Hugh Grant y este es uno de sus papeles estelares. Un clásico de los 90. https://youtu.be/Tx2eju6PaRQ El diario de Bridget Jones: ¿A quién puede no caerle bien Bridget Jones? Casi cualquier persona puede verse reflejada en alguna de las múltiples facetas de su personalidad. Y además, a Renée Zellweger la acompañan Hugh Grant (sí, de nuevo) y Colin Firth, otro enamorador nato. https://youtu.be/Ige4ZFeST2k 10 razones para odiarte: un clásico de las películas de instituto, con una trama tan fácil como respirar (y tan antigua que es una adaptación de Shakespeare) pero que, misteriosamente, sigue funcionando. Dos hermanas, la popular y la marginada del instituto y un baile de fin de curso. Lo demás es fácil de imaginar, quizás por eso sea una de las inolvidables. https://youtu.be/J9_KGxz-pn4 Love Actually: tiene absolutamente todas las virtudes de una comedia romántica más un plus: sucede en Navidad. Buen reparto (ahí están Hugh Grant y Colin Firth de nuevo), una banda sonora con una canción pegadiza, historias que se entrelazan y momentos románticos que no llegan a la cursilería, sino que emocionan. Da igual las veces que se vea, sigue siendo como la primera vez. https://youtu.be/tUidtoo7jX8 Alta Fidelidad: Ron, dueño de una tienda musical y obseso de los discos de los vinilos corta con su novia. Y dado su estado de furia/desesperación/ansiedad se pone a contar sus cinco peores rupturas sentimentales. Todo esto con una banda sonora de excepción y una fina ironía que hace que esta sea la película preferida de muchos melómanos con problemas emocionales. Y de los aficionados a la comedia romántica. https://youtu.be/fXU55AhGfCg Cuando Harry encontró a Sally: sería injusto dejar de lado a la joya de la corona de las comedias románticas (es una de nuestra favoritas, esto lo prueba). Pocas películas han conseguido alcanzar el nivel de Billy Crystal y Meg Ryan, quizás sólo la Annie Hall de Woody Allen. https://youtu.be/QkXnG-B5zZM Annie Hall: ya que se nombra en el punto anterior, hay que pararse en ella y es que generaciones y generaciones se han emocionado con la relación de Allen y Diane Keaton vestidos de Ralph Lauren paseando por las calles de Nueva York. https://youtu.be/EIo7gJ1o2L8 Carmen López