Si la semana pasada era el gobierno francés quien desvelaba su intención de iniciar una lucha contra el exceso de delgadez en algunas modelos, hoy es Dinamarca quien responde con nuevas iniciativas. Y lo hace a través del Danish Fashion Ethical Charter, un escrito que nace con la voluntad de convertirse en una verdadera fuente de información para modelos y demás profesionales de la industria. Según el borrador, las normas serán las siguientes: 1. Certificado de salud: En este sentido será obligatorio presentar un informe médico que corrobore la condición de la modelo. Ésta debe haber superado una serie de pruebas que certifiquen que no presenta ningún trastorno alimenticio y que se encuentra sana tanto a nivel físico como mental. 2.  Límites de edad: La iniciativa es muy clara en este punto. No se contratarán modelos menores de 16 años. En el caso de que tengan 15 años podrán trabajar con el consentimiento y acompañamiento de un adulto. Las menores de 15 años sólo podrán trabajar con ropa de niños y adolescentes, siempre acompañadas de un adulto. 3. Sobre los métodos de pago, se aclara también que la modelo deberá recibir el salario estipulado, olvidando el pago en productos de la firma, a no ser que se acuerde antes con la modelo y siempre y cuando se trate de eventos educativos, proyectos estudiantiles, etc.
Imagen: Pinterest Imagen: Pinterest
Además, esta plataforma propone hacer un listado de todas las firmas que no acepten el acuerdo y no se adapten a sus normas. Sin duda, una forma de señalar con el dedo a aquellas marcas que no se ciñan a esta nueva política, con la consecuente devaluación de su imagen. Los valores reflejados en el Danish Fashion Ethical Charter son claros: 1. Respetamos y protegemos la infustria y a sus empleados -incluyendo a las modelos-, así como a los colegas que trabajan junto a ellos. Deseamos asegurar su salud y seguridad, y apreciamos su diversidad. 2. Estamos al tanto y asumimos la responsabilidad del impacto que tiene la industria de la moda en el ideal de cuerpo, especialmente sobre la gente joven. 3. Queremos promover y trabajar hacia un estilo de vida saludable, y un prototipo de cuerpo sano, que refleje una relación sana con la comida y el ejercicio. ¿Cuál será la respuesta de las firmas?   Arancha Gamo