En la cinta con cita amorosa "Stockholm", Aura Garrido es “Ella”, una chica “normal” que se verá envuelta en un juego dialéctico de seducción a corta distancia con un espontáneo pretendiente nocturno, “Él”. ¿Será nada más que el típico encuentro y revolcón de una noche entre desconocidos o habrá un día después para los amantes pasajeros? Un “Will You Still Love Me Tomorrow?” en pleno corazón de Madrid, entre sus calles cruzadas y nuestros pisos de pocos metros cuadrados. Y un potente personaje el de “Ella” que además deja al descubierto la gran capacidad de la actriz madrileña para encandilar y enganchar hasta al más avispado con un malabarismo entre su encantadora candidez y su tenacidad más feroz. Además de en “Stockholm”, Aura ya ha demostrado su habilidad para el despiste en la comedia adolescente y espectral “Promoción fantasma” (dando ¿vida? a ese espíritu de aires góticos y corazón helado encerrado en el mundo de los vivos, el instituto, por sus asignaturas pendientes), y también como esa hija en la sombra de José Coronado en el thriller “El cuerpo”, donde mareaba a un perdido Hugo Silva hasta su condena final. Y además de repetir nominación goyesca, muy pronto vuelve a la televisión en donde se dio a conocer al gran público gracias a su papel en “Ángel o Demonio” y se ganó a la crítica con la aclamada “Crematorio”. Y regresa con doble dosis: la adaptación televisiva de la obra de Pérez Reverte, “Las aventuras del Capitán Alatriste”, y la miniserie romántica “Hermanos”. Aura Garrido va calando hondo y esto no ha hecho más que empezar, promete enganche, y del fuerte.
Top y abrigo de PACO RABANNE Top y abrigo de PACO RABANNE
¿Cómo te sientes habiendo sido nominada a los Goya en dos ocasiones con tan solo 24 años? Es un sueño hecho realidad. Me hizo muchísima ilusión volver a estar nominada aunque los premios siempre hay que relativizarlos sobre todo porque nuestra carrera es muy incierta y por salud mental hay que tomárselos con cierta distancia. Pero es el premio nacional más importante que hay en nuestra profesión y estar nominado significa mucho, y más compartiendo la nominación con tres actrices a las que admiro muchísimo (Marián Álvarez, Inma Cuesta y Nora Navas). En el 2002 estuviste nominada como Mejor Actriz Revelación por “Planes para mañana”. ¿Cómo has vivido la gala de este año en comparación a “tu primera vez”? La primera vez estaba empezando, era mi primera película. Todo era diferente para mí, todo eran nervios y me temblaban todos los músculos del cuerpo. Fue algo muy bonito y especial, que viví con mucha ilusión pero sí que es cierto que estaba nerviosísima y esta vez estuve tranquilísima toda la noche. Finalmente fue Marian Álvarez quien se alzó con el Goya por su protagonista en “La Herida” de Fernando Franco. ¿Has visto la película? Sí, por supuesto. Y me parece espectacular, la película, el montaje, el trabajo de Marian… ¿Dónde te encontrabas cuando te enteraste de que habías sido nominada como Mejor Actriz Protagonista por “Stockholm”? En una clase práctica para sacarme el carnet de conducir. No me lo esperaba para nada, siempre te pueden nominar pero con los trabajos que hay este año me parecía imposible… ¿De todas las personas que te han felicitado de quién es la que más ilusión te ha hecho? Salí corriendo a la academia y nada más llegar estaban ahí tanto mi representante como mis compañeros de la película, Rui (Rodrigo Sorogoyen) y Javi (Javier Pereira), que también estaban nominados y yo no lo sabía todavía, así que me hizo una ilusión tremenda. ¿Tenías el discurso preparado por si ganabas? No, para nada. ¿Cómo te vestiste para la gala? De Alberta Ferreti, con joyas de Tous, zapatos de Úrsula Mascaró, y bolso Louis Vuitton.
Top y abrigo de PACO RABANNE Shorts de MAJE Zapatos de ROBERT CLERGERIE Top y abrigo de PACO RABANNE
Shorts de MAJE
Zapatos de ROBERT CLERGERIE
“Stockholm” propone un juego de seducción entre dos desconocidos, con un tira y afloja continuo… ¿Nos atrae el enfrentamiento de roles? Vivimos en una sociedad en la que existen unos roles bastante marcados y además estamos en un momento social de adaptación a las nuevas circunstancias después de años muy convulsos, donde se adelantaba y se atrasaba constantemente… En la película se habla un poco de esos roles de género en los que estamos inmersos, cómo nos afectan a nuestras relaciones personales y amorosas, en qué punto nos encontramos respecto a la liberación sexual… En la película es difícil identificar quién es quien finalmente seduce al otro. ¿Crees en el tópico de que el hombre tiene que conquistar a la mujer? Para nada. Ni siquiera creo mucho en la existencia de los géneros. Respecto a la película, creo que eso lo tiene que decidir el espectador. Al final, es como la vida misma: ¿quién seduce a quién? No siempre la seducción tiene que ser activa, también puede ser pasiva. Lo bonito de “Stockholm” es que partiendo de una situación extraordinaria, habla de muchas cosas y nos podemos sentir muy identificados con las cosas que pasan. ¿Y a ti cómo se te seduce? Relaciono la seducción con la admiración: para que alguien o algo me seduzca tengo que admirarlo, ya sea por su belleza o porque me despierte algo intelectualmente. Se pueden sacar varias interpretaciones de lo que realmente le sucede a tu personaje en “Stockholm”. Tú que eres la que mejor la conoces… ¿cuál es su “problema”? No te lo voy a decir (risas). Mejor que cada uno saque su propia interpretación. Yo tengo la mía, el director otra… lo dejamos para el espectador. A mí como espectadora no me gusta nada que me lo cuenten todo. Me gusta salir del cine, ir al bar y ponerme a discutir con mis amigos, te pasas una semana debatiendo la película y cada día sacas una teoría distinta. Los protagonistas de “Stockholm” cambian radicalmente de la noche a la mañana y también del exterior al interior… ¿Cómo eres tú en la intimidad? ¿Cómo manejas tu imagen pública? Yo soy muy casera y de círculos pequeños… y cada vez más. No tengo un perfil tan público así que no ha cambiado tanto y me puedo ir adaptando poco a poco. Mi profesión me afecta más por mis horarios de trabajo, que son muy cambiantes y te imposibilitan hacer planes… Pero para mí sigue siendo una sorpresa cuando me reconocen por la calle, soy muy tímida y me da vergüenza, pero forma parte de esto y me voy adaptando.
Chaqueta y pantalón de LOEWE Top de SUPERDRY Cinturón de LOUIS VUITTON Sombrero de ASOS Chaqueta y pantalón de LOEWE
Top de SUPERDRY
Cinturón de LOUIS VUITTON
Sombrero de ASOS
“El” (Javier Pereira) se pasa la primera mitad de la película engatusando a “Ella” (tu personaje) mediante piropos y palabras bonitas. ¿Cómo llevas tú las adulaciones y más en una profesión a veces tan propicia a “dorar la píldora”? He llevado mal los piropos desde siempre, los digiero mal, intento cambiar de tema haciendo una broma. No me fijo mucho en ellos. En “Stockholm”, “El” asegura que ha tenido un flechazo instantáneo con “Ella”. ¿Tú crees en el amor a primera vista? Totalmente. El amor sucede en un instante. Creo mucho en la pasión y en la química, en ese algo que sucede y  explota. ¿Consideras que hoy en día decimos muy rápido “Te quiero”? Se dice poco… Y también se dice mucho a la ligera. Pero creo que tendemos a reprimir nuestras emociones y sentimientos, no solo con la pareja sino con la gente de tu alrededor como tus amigos o tus padres. ¿Sufres de algún “síndrome” confesable? Soy muy obsesiva compulsiva, muy intensa. Lo bueno de ser así es que nunca te das por vencida, aunque de vez en cuando está bien reducir un poco la intensidad. ¿Cuál dirías que es el síndrome actual del cine español? En este país hay una parte de la industria que está muy enterrada y escondida. Es importante que haya más visibilidad porque no solo existen las películas que llegan al público, las grandes. Para las películas pequeñas es muy importante el circuito paralelo de distribución que se está creando a través de Filmotecas, Cinetecas, cines de barrio… e Internet, que está ayudando mucho sobre todo para la promoción, y también con las plataformas de VOD. La situación es muy compleja pero creo que ahora es un momento en el que tenemos que sentarnos y debatir para ver qué podemos hacer. Una cuestión clave es la promoción y la distribución ya que si la gente no sabe que existe una película, nunca la va a ir a ver. Con “Stockholm” hemos tenido mucha suerte: empezamos a sacarla a flote gracias al apoyo de los micro-mecenas, y más tarde tuvimos mucho apoyo de la crítica y la prensa especializada, del Festival de Málaga… y gracias a todo esto la película fue abriéndose al público.
Cazadora de MOSCHINO Body de OYSHO Cazadora de MOSCHINO
Body de OYSHO
Pronto te veremos en dos series muy distintas, “Hermanos” y “Las aventuras del Capitán Alatriste”. ¿Qué nos puedes adelantar? La primera es la historia de dos hermanos a través de 20 años y su relación con una vecina interpretada por María Valverde. La serie echa la vista atrás en nuestra historia reciente y  presenta muchas claves sobre la situación económica y política actual, la movida madrileña, el papel de la mujer en la sociedad… Y “Las aventuras del Capitán Alatriste” es uno de nuestros libros contemporáneos más icónicos, una colección de libros que han sido muy importantes y muy leídos, y que han hecho soñar a muchas personas. Mi personaje no aparece en las novelas, es un personaje nuevo para la serie y es una poetisa mística, un papel muy bonito. Y Aitor Luna está increíble, no te puedes imaginar a un Capitán Alatriste mejor. ¿Y proyectos de cine? Estoy preparando dos películas. La primera es “Vulcania”, una distopía de ciencia ficción con Miquel Fernández y dirigida por José Skaf. De la otra no puedo contar mucho, tan solo deciros que estoy muy bien acompañada… Echando la vista atrás, ¿qué crees que tienen en común todos los proyectos en los que has participado? Todos los papeles que he interpretado me motivaban porque suponían un reto como actriz. Siempre intento probar cosas nuevas y cambiar de personaje lo máximo posible. Es cierto que he trabajado con muchos directores nóveles, pero ha sido casualidad. Y también suelo interpretar papeles de mujeres fuertes, personajes que se mueven en esa dualidad entre la fortaleza y la fragilidad, que es un territorio que a mí me interesa mucho explorar. ¿Y qué géneros te hacen disfrutar ya como espectadora? Un poco los mismos que me gusta trabajar como actriz. Todos por lo general, menos el terror, que lo llevo peor... Poco a poco voy aprendiendo a disfrutarlo, pero soy muy mala espectadora de cine de terror porque lo paso muy mal. Pero me gusta de todo, desde películas de Jean-Claude Van Damme a François Truffaut. El trabajo de actriz es comparable a… Nada (risas), pero hay algo muy común en todos los trabajos artísticos: el proceso creativo. Esa satisfacción espiritual tan grande que está por encima de lo material y esa pasión que te alimenta por dentro. El proceso creativo pasa por muchas fases: de ilusión, de enfrentamiento contigo mismo, con tus límites y con aquellos que te marca la sociedad… Se trabaja constantemente con la contradicción.
Cazadora de MOSCHINO Body de OYSHO Shorts de DSQUARED2 Cinturón de LOEWE Cazadora de MOSCHINO
Body de OYSHO
Shorts de DSQUARED2
Cinturón de LOEWE
¿Qué tienes de ángel y qué de demonio? A mí me gustan mucho las dualidades y las contradicciones, creo que la vida se mueve mucho en el dualismo. Quizá por tener unos rasgos físicos tirando a dulces intento sacar mi personalidad más rockera. Pero creo que lo bonito es no poner etiquetas porque si no acabas juzgándolo todo. Jugando con el título de tu primera película… ¿Cuáles son tus “Planes para mañana”? Por la mañana tengo que estudiar el guión del proyecto que estoy a punto de rodar, y por la tarde voy a ver la obra de teatro de unos amigos. ¿Y para el mañana? Intentar seguir trabajando, por suerte en estos momentos no me falta trabajo, y que lleguen proyectos tan bonitos como los que me han llegado hasta ahora.
Body de BODYEDITIONS by RAQUEL FRANCO Falda de PACO RABANNE Beisbolera de MAJE Pulsera de HERMÈS Body de BODYEDITIONS by RAQUEL FRANCO
Falda de PACO RABANNE
Beisbolera de MAJE
Pulsera de HERMÈS
LOS FAVORITOS DE AURA GARRIDO Canción para acompañar el día. “The Rain” de The Swell Season (Glen Hansard y Marketa Irglova) Canción para entrar en la noche. “I Love Rock ‘N Roll” de Joan Jett & The Blackhearts. El Hit para cantar en la ducha. “Sobreviviré” de Mónica Naranjo. Temazo para pisar el acelerador del coche. “Bohemian Like You” de The Dandy Warhols, o cualquiera de Extremoduro y de los Rolling Stones. Peliculón. “Bronson” de Nicolas Winding Refn (director de “Drive”) y con Tom Hardy. Película “mala” favorita. “Chicas malas”. Cine infantil. El mundo Disney… “Pocahontas” y “Balto”. Película “generacional”. “El club de la lucha” y “American History X”. Un personaje de ficción. Lawrence de Arabia. Lectura imprescindible. “Lolita” de Vladimir Nabokov, o cualquier novela de Gabriel García Márquez. Color preferido para vestir. El negro. Jamás te pondrías. Unas hombreras exageradas o demasiado oro. Exterior favorito. El mar, sea donde sea. Interior favorito. Mi bañera. Sueño recurrente. Viajar, siempre estoy ideando nuevos viajes. Por Asier Iturrate Fotografía: Rubén Vega Realización: Patricia Ruiz del Portal Maquillaje y peluquería: Kley Kafe @Cool para M.A.C. y KÉRASTASE