Tras semanas de calor y cierta normalidad, ya habrás notado que la delicada epidermis de la boca se deshidrata más de lo normal, se agrieta e incluso irrita. Nuevas situaciones exigen soluciones diferentes así que, si no lo haces ya, puede ser el momento idóneo para incorporar a tu rutina un bálsamo labial. Aplicado de noche como tratamiento de choque, durante el día o para no dejar a un lado tu lado más coqueto con un toque de color... Lo importante es que encuentres la fórmula que mejor se ajuste a tus necesidades y la tengas siempre a mano. De esta manera verás como los requisitos de seguridad actuales no hacen estragos sobre tu rostro. 

Si la mascarilla te deja los labios estropeados, prueba cualquiera de estos bálsamos labiales (a nosotros ya nos han salvado estas semanas) y prepárate para descubrir la verdadera MAGIA.

Lip Glow, de Dior

Una fórmula cremosa, enriquecida con mantequilla de mango, imprescindible para dar ese acabado natural pero mejorado a los labios. Hidrata, suaviza la superficie y las pequeñas arruguitas y realza el color con un delicioso aroma. Además, esta temporada presentan nuevos acabados, mate y holográfico, pero nosotras nos quedamos con el clásico Rosewood, un rosa palo muy favorecedor con brillo discreto que se adapta a tonos de piel muy dispares.

Hydra Beauty Nutrition, de Chanel

Tratamiento para los casos más secos y necesitados con aceite de camelia, característica que comparte con el resto de la línea de la que forma parte. Hidratante, antioxidante, protector y nutritivo, este untuoso producto funciona a las mil maravillas para devolverle un aspecto saludable a tu boca. Te recomendamos una buena capa nocturna sobre las zonas más castigadas y verás como al día siguiente, no hay rastro de daño visible.

Bálsamo Hydra-Essentiel, de Clarins

El cómodo envase de este reconfortante cosmético labial permite una aplicación directa y rápida, convirtiéndole en el compañero perfecto para tener a mano en el día a día. Contiene cera de loto azul para hidratar y nutrir los labios, además de aportarle ese aspecto sano y carnoso que todas deseamos y que el verano, las agresiones externas o el cambio de hábitos, puede afectar.

Click Stick Lima SPF15, de Carmex

 

Que levante la mano quien no haya tenido alguna vez un cacao de Carmex en su poder. Esta marca familiar nacida en 1930 ha sabido mantener una receta clásica como la de sus bálsamos de envases rojos y amarillos al día con respecto a las necesidades de las consumidoras. De toda la gama, nos quedamos con la barra, pequeña y práctica, que a las ceras y agentes nutritivos del resto añade un refrescante aroma a lima y un SPF15. 

Bálsamo hidratante Sugar Watermelon, de Fresh

Si el verano pudiera quedar condensado en un cosmético, este labial de Fresh tendría bastantes puntos. Una crema con extracto de albaricoque, vitamina E y azúcar, que crea una capa protectora y jugosa sobre la piel para aportarle hidratación, pero también un sabor y aromas que te harán salivar. Este, en concreto, huele a sandía y aporta un tono rosa subido súper favorecedor.

Hyaluroil Lip Treatment, de Twelve Beauty

No podemos imaginar un formato más cómodo que un roll-on. Este de Twelve Beauty, específico para los labios, repara e hidrata gracias al ácido hialurónico y aceites orgánicos de argán y girasol que contiene en su fórmula. Además, tiene polvo de konjac, que ayuda a mantener el agua superficial y a que no se evapore en una zona tan expuesta y falta de protección natural como esta.

Fortune Balm, de Rituals

Detrás de esta colección específica se encuentra la creencia taoísta de que el rostro muestra la suerte de una persona y, concretamente, la boca su capacidad para atraer la fortuna. Dicho así no podemos pensar una mejor premisa para no separarse de un cacao como este en barra con SPF30, perfecto para la exposición solar intensa típica de la temporada estival. Enriquecido con manteca de karité, eucalipto balsámico y aceites de oliva, coco y jojoba para una nutrición extrema. ¿Lo mejor de todo? Resiste al agua, así que tendrás los labios perfectamente protegidos tanto en la playa como en la piscina.

Le Rose Perfecto Liquid Balm, de Givenchy

Sí amiga, el gloss de los 90 han vuelto. Pero si es como este de Givenchy, los revivals son más que bienvenidos. Un producto líquido que aporta un ligero efecto espejo el cual crea una ilusión óptica más carnosa, en parte por el efecto estimulante de la pimienta rosa que contiene, además de hidratar nuestros labios debido al ácido hialurónico. También nutre con la manteca de karité y ayuda a frenar el envejecimiento con el aceite de arándano. Nuestro tono favorito es este, el Perfect Pink, que nos recuerda a la década de 1960 por su matiz empolvado.

Bálsamo ultra-nutritivo de Macadamia, de Yves Rocher

 

¿Recuerdas las colonias frutales de Yves Rocher? Esas que ofrecían tantos aromas como horas tenía el día y que toda quinceañera debía poseer hace (bastantes) años. Pues vuelven también, pero en formato bálsamo labial con base de manteca de karité para reparar y nutrir en profundidad. Mango, vainilla, coco... lo difícil será decidirse por un sabor. A nosotras nos encanta el de macadamia porque, además de ser un ingrediente fabuloso para suavizar la piel, huele a cálidos frutos secos tostados. ¡Ñam, ñam!

 

Berta Almagro: @bertalmagro

Imágenes: Cortesía de las firmas