Dormir ocho horas. Beber agua. Usar una hidratante. La respuesta cliché a la pregunta que tantas veces se ha hecho con el fin de conocer los secretos de belleza de famosas y modelos, acusaban la falta de un verdadero héroe en la sombra: usar un fotoprotector. No en verano, ni cuando vamos a la nieve o disfrutamos de un paseo en barco. Todos los días, 365 al año. O, en su defecto, todos los que se pisa el exterior.

De igual manera que te cubres de varias capas para protegerte, la piel de tu cuerpo al descubierto, especialmente el rostro, necesita que la ayudes con un filtro solar que la defienda de los rayos solares, así como de la ya (tristemente) generalizada contaminación. Los últimos lanzamientos cosméticos lo ponen bastante fácil con fórmulas ligeras, fáciles de aplicar y cómodas, que además incorporan activos antioxidantes o color. Con ellos te convencerás, si no lo has hecho ya, de que los protectores solares son (también) para el invierno.

Urban Environment UV Protection Cream SPF35, de Shiseido

Protección media suficiente para hacer frente a una rutina corriente de exposición solar. Su textura cremosa resulta perfecta para pieles más normales tirando a secas. Hidrata y fortalece la piel, especialmente en casos de sequedad ambiental por agresores externos, como calefacción o viento. Perfecta como prebase para maquillaje, solo hay que trabajarla en la cantidad exacta mediante masaje para que penetre bien. Su fórmula incluye unos toques de pomarrosa y escutelaria asiática, que aportan antioxidantes, como la vitamina C y los flavonoides, además de calmar y desinflamar el tejido.

UV Essentiel Multi-Protection Daily Defender UV-Pollution PSF50, de Chanel

Un escudo defensivo perfectamente diseñado para hacer frente a los principales peligros de la vida moderna: radiación UVA, UVB, infrarrojos y la luz de pantallas y dispositivos eléctricos. Disponible en SPF50 y SPF30, protege el rostro contra los efectos de la polución, gracias a la acción de la flor de tiaré que contiene. Tras estudios internos, Chanel lo incluyó al descubrir que su extracto potencia la capacidad propia de la piel de defenderse, incentivando la producción de proteínas dérmicas, incluso en épocas de estrés sostenido.

UV Plus Antipollution, de Clarins

Nos quedamos con esta versión, supuestamente para hombre, por su ligereza y versatilidad. Pensada para proteger el rostro de manera integral en la ciudad o durante la práctica de deportes al aire libre, este producto protege de los rayos solares sin dejar una sensación grasa, siendo el responsable del efecto mate el bambú de su fórmula. Además, la quinoa, con alto contenido en proteínas, fortalece la barrera epidérmica natural.

One Essential City Defense Toxin Shield Pollution, de Dior

Aunque objeto de debate, el foco de este protector de Dior es la eliminación de toxinas de la piel, acumuladas dada la contaminación generalizada actual. Para ello cuenta con la acción del extracto de hibisco rojo de sus propios jardines, que depura y acondiciona la dermis, por su alto contenido en mucílagos. Toxinas a parte, lo que está claro es que contiene filtros UVA y UVB muy interesantes y proporciona un aspecto luminoso y fresco que se mantiene con el paso de las horas. El aroma floral de este fluido solo hace más placentera su aplicación.

Heliokos, de Kosei

Una crema ligera que se adapta a la piel sin sentir una capa grasa sobre ella. El toque de color es ligero, no esperes aquí una corrección del tono a lo BB Cream, pero permite dar vida y disimular alguna imperfección cutánea. El dióxido de titanio de su fórmula hace que no quede residuo blanco tras aplicarlo, mientras que las células madre de uva y la clásica vitamina E ayudan a las células epiteliales a funcionar de manera más eficiente, pese a la inevitable acción de los radicales libres.

FotoUltra Age Repair, de Isdin

Este lanzamiento de Isdin trata el envejecimiento de la piel, a la vez que protege frente a la radiación. Contiene una serie de péptidos que favorecen la síntesis de la coenzima Q10 y la producción de colágeno, de manera que consigue reafirmar y tratar la piel de una manera más sobresaliente que de lo acostumbrado en una pantalla solar. El plus de hidratación y elasticidad en la piel lo aporta el ácido hialurónico, un ingrediente estrella. Todos aquellos rostros que se vean más envejecidos de lo que su edad biológica pudiera indicar amarán esta propuesta tan tratante como protectora.

 

Berta Almagro: @bertalmagro

Imágenes: Cortesía de las marcas