La explosión de productos para las cejas en todos los segmentos del mercado cosmético arroja un hecho irrebatible: la preocupación por el marco de la mirada es generalizada. No hace mucho tiempo prestar atención a las cejas implicaba un único accesorio destinado a la eliminación de vello, las pinzas. Sin embargo, el siglo XXI nos ha traído aires de cambio. Ya no solo buscamos retirar, sino también perfeccionar y añadir allí donde hace falta. Un nuevo enfoque, que no se limita ya a contextos de maquillaje muy elaborado o destinado al espectáculo, sino que busca hacer frente a los estragos de la depilación, en muchos casos permanentes.

Se persiguen resultados impolutos, que no parezcan tocados por la magia humana. Un camino muy similar al que siguieron las grandes cejas de las estrellas en los 80, con Madonna y Brooke Shields adolescentes a la cabeza, pero con toques cuidados dentro de esa “falsa naturalidad” tan actual. Las bushy brows, tupidas, espesas, pobladas, son el objetivo perseguido. Su irreverente resultado ha triunfado en las redes sociales, teniendo a la maquilladora londinense @nikki_makeup como una gran abanderada de la tendencia. Los que aman estas cejas leoninas hablan de la frescura que aportan. ¿Te atreves a probar?

 

Imagen: Kevyn Aucoin The Precision Brow Pencil

Versátil. Así es este lápiz de punta ultra-fina y retráctil, que se suma a un cepillo goubillon en el otro extremo. Al usarse combinados ayudan a definir, esculpir y dar forma a las cejas. Con su color de base ceniza podrás rellenar zonas con calvas o dibujar pelos individuales que refuercen esa sensación de ceja poderosa. De más sofisticado a más natural, sea cual sea el resultado al aplicarlo, su fórmula de gran permanencia será de gran ayuda.

Imagen: Anastasia Dipbrow Pomade 

Este DIPBROW® Pomade es un gel-crema de concentrada pigmentación resistente al agua, perfecta para tratar al detalle el dibujo de las cejas. Uno de los superventas de la firma recién aterrizada en Sephora España, Anastasia Beverly Hills, su ligereza permite aplicar diferentes capas e intensidades, dejando un tiempo de secado entre ellas, para construir un efecto más tridimensional y natural. Además, al ser una de las grandes expertas en cejas, desde la marca incluso aportan indicaciones sobre la proporción perfecta para una mirada armónica. Tan solo busca “The Golden Ratio” y obtendrás el método para medir y dibujar sin errores.

 

Imagen: Benefit Gimme Brow + 

Uno de los puntos clave de este look tan aparentemente “casual” es conseguir que los pelos se mantengan en posición vertical sin desplazarse un ápice. Para ello puedes valerte de laca sobre un cepillito para peinarlas o un práctico gel, en este caso de Benefit, con color, que además aporta cuerpo y algo más de efecto densidad. Según la marca, esto se consigue gracias a las microfibras de su fórmula, que se adhieren a la piel y el pelo, aportando cuerpo sin perder naturalidad. Lo más práctico de todo es su formato mini, con un cepillo de detalle que te permitirá controlar cada pelo en la dirección que quieras.

 

Imagen: Dior Backstage Brow palette

Más opciones, pero algo más de destreza, es lo que ofrece y requiere una paleta de sombras para las cejas como esta de Dior. Desde luego es un paso más para obtener un acabado profesional, perfecta para lograr incluso efectos degradados, tan de moda. El punto positivo de los productos en polvo es que doblan su función, al ser usados en seco o en mojado. Para conseguir el efecto definido y limpio que requiere la tendencia bushy brows te recomendamos utilizar un pincel biselado de punta fina que permita depositar trazos de color con precisión. Apuesta por el tono más claro en la zona más cercana al lagrimal para aportar dulzura y sube la oscuridad en la zona media para acabar con el tono más profundo en la cola de la ceja. De esta manera obtendrás mayor dimensión. Termina con la cera resistente al agua para fijar la ceja y estarás lista.

 

Imagen: Chanel Stylo Sourcils Waterproof

Dos extremos. Por un lado, un lápiz retráctil, para preservar la punta, y, por otro, un cepillo de cejas. De esta manera tan compacta puedes retocar las cejas a lo largo del día, resultando en un compañero fiel para pasar del look laboral a uno más sofisticado que se adecúe a los compromisos sociales. La clave del lápiz es su forma biselada, que aplicada en la dirección de crecimiento del pelo, permite crear la ilusión natural de pelos. Luego, el cepillo, aplicado en movimientos zig-zag, permite suavizar el resultado y favorecer la absorción de los aceites de la fórmula, quedando así fijada.

 

Berta Almagro - @bertalmagro

Imágenes: cortesía de las firmas