Según Ducray, el 95% de los jóvenes de 15 a 25 años están preocupados por las imperfecciones. Precisamente este sector de edad es el público nuclear de TikTok, así que no es de extrañar que la red social esté llena de vídeos con consejos, rutinas o secretos para revelar un cutis uniforme.  

Entre las últimas tendencias, destaca el skin fasting, o ayuno cutáneo, bajo la promesa de liberar a la epidermis de erupciones. Se trata, básicamente, de darle un respiro al rostro respecto a la rutina de cuidados habitual para que descanse y se resetee. Un laissez faire, laissez passer en toda regla, ya que pretende dejar que funcione por sí misma, sin ayuda cosmética, para que vuelva a encontrar su equilibrio.   

El ayuno intermitente ha reinado a sus anchas entre nutricionistas y expertos médicos, así que no es de extrañar que alguien lo aplicara a las preocupaciones estéticas. La manera de implementarlo es variable, unos pasan una semana completa sin aplicar nada a modo détox, otros optan por un día a la semana para regular periódicamente el rostro. "La forma más común es reducir a uno o dos activos la rutina cosmética durante unas semanas ya que, si se reduce completamente a cero productos, es decir, un ayuno total, dependiendo de la edad y de las características de la piel, los beneficios no serán tangibles" confirma Mar Sieira, farmacéutica y CEO de Sarah Becquer.  

Pero, entonces, ¿funciona? Cada caso es un mundo y, como con los planes de alimentación, la clave es encontrar el abordaje que mejor le funciona según el momento y circunstancias concretas. Si no tienes ninguna patología dermatológica, puedes probar en estas semanas de relax vacacional, pero te recomendamos no olvidarte de limpiar y proteger la epidermis del sol para no lograr el efecto contrario, especialmente si tienes granitos. 

Sigue le leyendo para descubrir nuestros imprescindibles para recuperar el control. Con ellos podrás ajustar tu rutina (con ayuno total, parcial o sin él) y unirte a la conversación alrededor del skin fasting 

 

1. Una ayudita profesional 

En Madrid se encuentra Arancha Sevillano, una esteticista especializada en acné, en AC Dermastudio, que cada año ve como el verano parece ayudar a que los granitos desaparezcan para volver con más virulencia al terminar las vacaciones. Para solventarlo, más que hacer ayunar a la piel, propone usar fotoprotección sin aceites a diario y cada noche realizar una limpieza exhaustiva. Si a la vuelta necesitamos una ayuda extra siempre podemos pasar por cabina para realizarnos un tratamiento oxigenante o una sesión de IPL que ayude a volver a la normalidad.

Vanidad_belleza_2

AC Dermastudio

 

2. Descongestionar la piel 

Con los hombres en mente, la firma Jack Black amplía su línea específica para pieles congestionadas o grasas con imperfecciones puntuales con un gel dirigido a su tratamiento específico. Contiene un 10% de azufre para eliminar las bacterias que proliferan en las lesiones e ingredientes calmantes y antioxidantes, como la cúrcuma, el hongo reishi y el bisabolol. En conjunto logran la curación de los granitos y el destaponado de los puntos negros, así como la prevención de su aparición, de manera que la epidermis recupere su equilibrio.

Vanidad_belleza_3

Acne Remedy Clearing Spot Fix, de Jack Black 

 

3. Exfoliar = Revitalizar 

Reforzar los pasos básicos de la rutina, como la limpieza, puede ser de gran ayuda para refinar la superficie cutánea. De nuevo, dejarla en barbecho puede funcionar si se ha excedido en la operación, pero en verano darle algo más de caña le ayudará a liberarse de células muertas, fotoprotectores, grasa o sudor, el caldo de cultivo perfecto para que aparezcan granitos. Foreo Luna 3 puede imponer con su diseño espacial, pero le cogerás rápido el gusto porque en un minuto diario permite retirar todo lo que la tez no necesita y estimular la microcirculación con su higiénico formato fabricado con filamentos de silicona.

Vanidad_belleza_4
Foreo 

 

4. Mejor simplificar la rutina teniendo dos productos en uno 

Muchas TikTokers abogan por “dejar respirar” la piel tras la limpieza diaria para evitar la aparición de imperfecciones. Aunque, de vez en cuando, esta maniobra puede funcionar, resulta más recomendable reforzar los pasos imprescindibles, en este caso la hidratación. Efectivamente el tipo graso ya tiene sebo suficiente, pero no olvides que también necesita hidratación. Con este gel-crema obtendrás lo que necesitas sin comprometer el equilibrio lipídico porque normaliza la producción de aceites, con extractos de glicina y canela, y lucha contra la congestión, gracias al ácido salicílico.

Crema gel Sebokos, de Kosei

 

5. Si no quieres renunciar a la hidratación... 

Como decíamos al principio, si te has pasado exfoliando y limpiando en un intento de eliminar rápidamente puntos negros y barros, quizá hayas comprometido la barrera cutánea. En esos casos, tomarse la limpieza con más calma o darse una tregua puede estar más que justificado hasta que se recupere la armonía perdida. Si quieres seguir purificando, pero preservando el manto protector natural, te recomendamos este gel con glicerina, que regula la aparición de imperfecciones y deja una sensación cómoda e hidratada.Vanidad_belleza_6Keracnyl, de Ducray

 

6. La excepción de la regla 

El filtro solar no es negociable, menos en esta época del año. Así que ayuna de lo demás, pero no de esta crema ligera, que no deja residuo graso. Casi ni la notarás, si no es por la alta protección que ofrece y el complejo antioxidante, con extractos de guisante, plátano o baobab, entre otros, que protegen a la epidermis frente a los daños ocasionados por los radicales libres. No solo envejecerás mejor, sino que los granos se mantendrán más a raya si no abusas del sol o te expones indebidamente.

Crema solar tacto seco UVA/UVB50+, de Clarins 

 

Berta Almagro: @bertalmagro

Imágenes: Cortesía de las firmas