La idea de vestir con prendas frescas que, a su vez, sean sostenibles, no es ninguna locura. Para demostrártelo, te proponemos una lista de tejidos que te ayudarán a combatir las altas temperaturas con estilo y que además, seguirán tu propósito de ser respetuoso con el medioambiente. 

Lino

El lino es uno de los tejidos sostenibles más populares. En parte, porque es 100% natural, biodegradable y reciclable, lo que lo convierte en una opción perfecta para quienes quieren practicar un consumo responsable de la moda.

Cada vez son más las marcas que lo incorporan en la producción de sus colecciones. Un claro ejemplo es Mango, firma de la cual el 79% de sus piezas ya tiene propiedades sostenibles y que continúa trabajando para que, en 2022, esta cifra ascienda al 100%. De entre todas sus nuevas propuestas para la 'new season' te recomendamos este vestido fluido 100% de lino. Cómodo, fresquito  y eco-friendly, ¿se puede pedir más?

Mango. PVP 49,99€

 

TENCEL Lyocell

Conocidas por su comodidad natural, las fibras TENCEL Lyocell se producen a partir de madera de origen sostenible mediante procesos ambientales responsables. Son versátiles y se pueden combinar con una amplia gama de fibras textiles como algodón, poliéster, acrílico, lana y seda para mejorar la estética y la funcionalidad de los tejidos.

Esta blusa con cuello francés de Levi’s combina un 59% de TENCEL Lyocell con un 41% de algodón y, sin duda, es un básico perfecto para cualquier look veraniego.

Levi’s. PVP 59,00€

 

Algodón orgánico

El calzado también puede ser sostenible y la firma italiana de sneakers, Superga, nos lo demuestra diariamente. Su modelo Organic, por ejemplo, está confeccionado en algodón orgánico, un tipo de algodón que se diferencia del convencional porque este se cultiva utilizando prácticas naturales como la rotación de cultivos o abonos animales en vez de fertilizantes artificiales.

Estas zapatillas están perfectamente pensadas para tu afrontar tú día a día (y las altas temperaturas), ofreciéndote comodidad y resaltando, gracias a su tono blanco roto, el moreno veraniego.

Superga. PVP 89,95€

 

ECONYL

El ECONYL es un material fabricado mediante desechos de nylon que, en la mayoría de las ocasiones, proviene de redes de pesca y plásticos industriales. A través de un proceso de regeneración y purificación, se consigue que alcance su pureza original, convirtiéndose en un hilo preparado para confeccionar telas que, posteriormente, serán empleadas en la industria de la moda.

La nueva colección de baño de Benetton presenta bañadores de lo más coloridos confeccionados al 100% con ECONYL. Sin duda, ¡tus perfectos compañero para los días de playa!

United Colors of Benetton. PVP 49,95€

 

Poliéster sostenible

El poliéster es una fibra sintética más estable que otras fibras naturales, ya que no se ve afectado por factores externos como el clima, las plagas, etc. Su versión sostenible, conocida como rPET, se crea a partir de botellas de plástico recicladas mediante procesos mecánicos o químicos. Esta fibra, además de dar una segunda vida a deshechos de plástico, es una opción maravillosa para las colecciones de primavera-verano, pues es ligera y fresca.

Ficha este minivestido de H&M, con caída suave y un estampado floral original y vistoso.

H&M. PVP 24,99€

 

Viscosa ECOvero

La viscosa es una de las materias primas más utilizadas en el mundo de la moda por su suavidad, su ligereza y su versatilidad, pero, ¿sabías que también puede ser sostenible? Existe una opción de esta fibra llamada ECOvero, una alternativa eco-friendly que proviene de madera certificada y que se produce en Austria bajo criterios estrictos de regularización laboral y medioambiental.

Si quieres probar este tejido, hazte con estos pantalones flare fluidos de Ese o ese, inspirados en los 70. ¿Lo mejor? Que estilizan y alargan la figura, así que sentarán de maravilla a cualquiera.

Ese o ese. PVP 49,90€

 

Y tú, ¿ya has empezado a incluir estos tejidos en tu armario estival?

  

Paula Pastor: @paulapasarri

Imágenes: Cortesía de las marcas.