Nos gustan las innovaciones, los ingredientes que nunca habíamos oído y las fórmulas sorprendentes. El ser humano necesita novedades para mantener la atención, y más aún en una actualidad tan saturada de información... Pero a la vez, somos animales de costumbres. 

En cosmética este fenómeno se constata incluso más notablemente. Por eso, pese al ritmo frenético de lanzamientos, siempre tenemos a mano unos aliados de confianza. Al final, son como esas grandes estrellas de rock que siempre funcionan, nunca decepcionan y ofrecen resultados sea cual sea la situación.

En este símil, el glicólico sería nuestro Bruce Springsteen, un incombustible que, pasen los años que pasen, siempre estará ahí para ofrecerte un espectáculo genial. Este tipo de hidroxiácido (AHA), actúa en las formulaciones como un poderoso agente exfoliante, siendo uno de los más investigados y documentados a este respecto. 

Como renueva la superficie cutánea, suavizando marcas del envejecimiento, como hiperpigmentaciones o líneas de expresión, además de imperfecciones, se suele recomendar en casos acneicos. También es un gran complemento para las pieles grasas o con textura irregular, ya que ayuda a regular el exceso de sebo y descongestionar los folículos pilosos, cuyo bloqueo suele conducir a la formación visible de granitos y poros dilatados.

En líneas generales tiene tantas aplicaciones que lo mejor es probar para creer en él. Si necesitas un producto que transforme tu rutina facial y no sabes a qué recurrir, el ácido glicólico es la respuesta. Solo tienes que fichar nuestros imprescindibles y ponerte manos a la obra. ¡Atenta!

 

Lemonade Smoothing Scrub, de Olé Henriksen

 

Dice el refrán que si la vida te da limones hay que hacer una buena limonada, y eso precisamente es lo que ha hecho Olé Henriksen en su nuevo lanzamiento. Un exfoliante de aroma y textura muy similar a un granizado veraniego que deja la piel limpia, suave y homogénea. No solo es delicioso usarlo, sino que su fórmula incluye alfa hidroxiácidos (AHA), cáscara de limón, albahaca, camomila y cristales de azúcar para renovar la superficie cutánea física y químicamente.

Glycolic acid toning 7% solution, de The Ordinary

 

Amiga, ya lo hemos hablado antes, pero por si no lo tienes fresco: si tienes el rostro congestionado, graso, mixto, incluso normal, te interesa incluir un tónico ácido en tus cuidados diarios. Una excelente apuesta es este con un 7% de ácido glicólico y un pH ácido de 3,6, para levantar las células muertas, el sebo y residuos acumulados, revelando una tez más luminosa y homogénea. Además, el aloe vera y la raíz de ginseng consiguen calmar y revitalizar a la vez. Ahora  no lo uses más de una vez al día, que sus resultados son adictivos, ¡y protégete bien frente a los rayos del sol antes de salir a la calle!

Glycolic Renewal Cleanser, de Skinceuticals

La idea no es incluir ácido glicólico en todos los pasos, pero sí en el formato que más cómodo te resulte. Por eso aquí te presentamos la opción de limpiador en gel. Realiza una agradable espuma para limpiar efectivamente el rostro con un 8% de nuestro AHA favorito y un 1% de ácido fítico, presente en legumbres y semillas de manera natural, el cual presenta capacidad defensiva frente a la acción de los radicales libres. Con él mejorarás la textura, el tono y la luz que irradia tu piel.

Super Radiance Resurfacing Facial, de Charlotte Tilbury

Ella misma se denomina la reina del glow, así que no podíamos esperar menos de Charlotte Tilbury, que un tratamiento facial a base de un 15% de glicólico junto al ácido salicílico (BHA), hialurónico y los polihidroxiácidos (PHA) para replicar el efecto buena cara que se queda al recibir un facial. Este cóctel se complementa con aceite de aguacate para conseguir suavizar la superficie irregular, incrementar la hidratación, la luminosidad y en líneas generales, mejorar el aspecto de tu tez en cuestión de minutos.

T.L.C. Framboos Glycolic Night Serum, de Drunk Elephant

Si hubiera un dream team de ácidos, estaría compuesto por los que contiene este producto de Drunk Elephant, combinable con el resto de la línea para crear un producto personalizado y ajustado a nuestras necesidades. Consejo experto, prueba con el aceite de marula virgen ¡y alucinarás!

Glicólico, tartárico, salicílico, láctico y cítrico son los componentes de este quinteto mágico que renueva la piel mate o congestionada para que su superficie mejore en cuanto a imperfecciones y señales visibles del envejecimiento. ¿Entonces por qué se llama Framboos? ¡Ah! Porque contiene extracto de frambuesa y castaño de indias para regular la secreción sebácea.

Glycosal, de Kosei

Un peeling semanal que ayuda a resetear la cara para que recupere tersura y brillo. Pensado para tratar arrugas prematuras, sequedad o cambios en la pigmentación como cicatrices de acné, no solo funciona a nivel facial, sino también corporal. La única recomendación, como siempre que se usa un ácido, es ir de menos a más. En este caso, lo ideal es comenzar por cinco minutos de reposo e ir incrementándolo hasta los treinta en función de la tolerancia cutánea.

Skin Revealing Body Lotion 10% AHA, de Paula's Choice

Como comentábamos un poquito más arriba, la piel del cuerpo también se puede beneficiar de la acción del glicólico. En este caso, mediante una loción cremosa, pero ligera, que contiene el 10% de este activo para exfoliar químicamente y favorecer la absorción de otros productos, además de la retención de agua. Si tienes keratosis pilaris, esta es la señal para que empieces a tratarla con un producto como este para conseguir resultados maravillosos.

Alpha Beta Extra Strenght Daily Peel, de Dennis Gross

Para las inconstantes, la solución en toallitas es muy práctica porque así aseguramos la frescura del glicólico en cualquier momento. El doctor Dennis Gross presenta formatos siempre inspirados en sus pacientes de la consulta que tiene en Nueva York y con este en concreto, ha cautivado al resto que no tenemos el placer de acudir a verle. Se compone de un primer paso con agentes exfoliantes AHA y de un segundo neutralizador y antiinflamatorio, gracias a la camomila, y antioxidante, en base al retinol y al extracto de té verde que contiene.

 

Berta Almagro: @bertalmagro

Imágenes: Cortesía de las firmas