Lo confieso: pese a que disfrute enormemente de la belleza y de cuidarme, me cuesta horrores aplicarme crema en el cuerpo. Sé que no tiene lógica, pero se me hace un mundo hidratar tanta superficie cutánea y esperar a que se absorba para poder seguir con mi vida. Además, mi piel es excesivamente seca, por lo que la negligencia supone un agravio mayor. Especialmente en verano, cuando se enseña más cuerpo y la sequedad hace que se vea más apagada. Mea culpa.

Aun así, este año me he propuesto cambiar y por eso me he lanzado a la búsqueda de productos que aporten ese punto de hedonismo que enganche. Una respuesta la he encontrado en las mantequillas corporales, cuyas fórmulas y texturas consiguen revivir la piel castigada. Además, he optado por todas aquellas que tuvieran aromas que hicieran soñar. De esta exhaustiva (y desesperada) investigación, ha salido esta selección de productos corporales que te derretirán de placer.

Weleda Skin Food Butter

La afamada línea Skin Food suma un miembro más a su cartera con esta manteca corporal de fundente textura. Perfecta para reparar la piel en los meses de verano, cuando la sometemos a diferentes agresores, como el sol, la sal y el cloro o la temperatura excesiva. Cuida y protege la superficie cutánea por su contenido en semillas de girasol, manteca de karité y aceite de coco. Una combinación rica en ácidos grasos, antioxidantes y vitaminas. Perfecta para pieles secas o muy secas.  

Ayres Pampa Sunrise Body Butter

Bohemia como Buenos Aires, la firma Ayres ya se puede adquirir en España, a través de Sephora. Y una excelente manera de iniciarse, es mediante esta crema corporal ultra-rica con textura similar a la nata montada. Emoliente y enriquecida con extractos herbales, aporta a la piel una hidratación antioxidante duradera. Sin embargo, lo que para nosotras destaca más, es el aroma evocador a un amanecer en la pampa argentina. Con mandarina, lima, flor de limón, bergamota, pachuli y menta que eleva los sentidos, con un fondo suave y cálido del almizcle y la madera de cedro. De-li-cio-sa. 

Lush Sleepy

 

El superventas instantáneo de la firma inglesa causó tanto furor en su edición limitada, que tuvieron que incorporarlo a la línea permanente, lo cual demostró que uno de los males modernos, es la falta de sueño. Con esta manteca corporal encontrarás la paz, ya que su alto contenido en lavanda asegura la relajación de cuerpo y mente. Para hidratar y calmar, la fórmula confía en la infusión de avena y la manteca orgánica de cacao de comercio justo. Una taza de leche caliente y esta ayudita antes de irse a la cama y descansarás como un bebé. Palabra de Vanidad.

Kiehl's Creme de Corps Soy Milk & Honey Whipped Body Butter

La icónica Creme de Corps de Kiehl’s adopta una consistencia y aroma aún más sensoriales en esta versión “batida” con leche de soja y miel. Como su hermana, hidrata y protege la piel durante 24 horas, pero suma una ligereza que se deshace en la piel, muy agradable en los meses de verano en los que preferimos sensaciones alejadas de lo pesado. De nuevo, el aroma nos enamora: dulce y comestible, como un batido, pero nos gusta aún más la sensación cómoda que deja gracias al aceite de jojoba y el escualeno. ¿Un consejo? Aplícala en húmedo para maximizar su efecto.

Dove DermaSpa Crema Corporal Goodess

 

Aterciopelada y deliciosa, esta manteca corporal estimula la renovación celular y ayuda a mantener la piel del cuerpo hidratada. Su filosofía, se inspira en el placer y descanso que se respiran en un spa, debido a su composición basada en aceites vegetales y las notas de cítricos, jengibre, manzana, freesia y plumeria. Básica para incrementar la belleza de la piel en estos meses.

Clinique Deep Confort Body Butter

 

Sedosa y rica, esta crema de consistencia mantequillosa nutre e hidrata intensamente. Penetra rápidamente, saciando hasta las pieles más necesitadas, dejando un brillo de lo más saludable. Es especialmente recomendable aplicarla en las zonas que más sufren, como codos, rodillas o talones. Libre de fragancias y probada por dermatólogos, resulta adecuada incluso para los casos más sensibles.

 

Berta Almagro: @bertalmagro

Imágenes: Cortesía de las marcas