Muchos tienen entendido que el vinagre es una sustancia que ayuda a curar cualquier problema: la gripe, la artritis, incluso el acné. Pero desde hace un tiempo, existe una nueva versión del vinagre que ha reemplazado los beneficios del tradicional. Se trata del vinagre de sidra de manzana. 

En concreto, este producto empezó a ganar popularidad porque se decía que, mediante su consumo, se conseguía perder peso. Y es que esta teoría se confirmó hace unos años en Japón, donde sometieron a 175 personas con obesidad a la misma dieta durante 12 semanas. Algunos de ellos incorporaban en su bebida diaria dos cucharadas de vinagre de sidra mientras los otros no lo hacían. El resultado fue que aquellos que lo tomaron durante la prueba, consiguieron perder alrededor de un kilo, mientras que en el resto, no fue así. 

A raíz de aquí, se comenzó a investigar acerca de si el vinagre podría tener un impacto en los genes que se encargan de descomponer la grasa. Y, aunque ahora tengamos la idea de que el vinagre de sidra es especial, lo cierto es que todos los vinagres son similares y su única distinción es el sabor. Todos llevan incorporado un ingrediente activo que surge de la fermentación del alcohol mediante las bacterias del ácido acético. 

Por eso, tras muchas investigaciones se llegó a la conclusión de que, en efecto, el vinagre ayuda a regulares el nivel de glucosa de la sangre, por lo que reduce el riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares. Por ello se recomienda tomarlo justo antes de una comida alta en carbohidratos. De este modo, reduciremos la respuesta glicémica. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 

. #tips #selinatips #panamá #507 #influencer #beautybloggers #bloggerslife #bloggerpanameña #nature #like4like #likes4likes #vinagredemanzana #vinagre #manzana

Una publicación compartida de Pineapple Skincare (@pineapple.skincare) el

La teoría dice que el ácido acético bloquea las enzimas que se encargan de digerir los almidones, absorbiendo así la glucosa que estos contienen. Y, aunque esto no nos garantiza perder peso, sí que es bueno para nuestra dieta. Pero ojo, como todo en la vida, hay que ser moderados. Su abuso puede acabar perjudicando a nuestra salud. 

Muchos expertos afirman que considerar el vinagre de manzana como una sustancia para perder peso es todo un error, ya que cualquier vinagre contiene ácido acético y se considera que detrás de él hay más publicidad que otra cosa. 

Ya lo ves, aunque perder peso no sea su función principal, el vinagre tiene varias ventajas a diferencia de otros productos. Nos ayuda a controlar los niveles de azúcar, a impedir la acumulación de grasa, a desintoxicar el cuerpo y además, a conseguir una piel más sana y luminosa. ¿Se puede pedir más? 

John Benítez: @iamjohnbenitez

Imágenes: Instagram