Uno de los secretos de las personas de éxito, además de (supuestamente) levantarse pronto, es la capacidad de saber ver una oportunidad de una situación adversa. No, no estamos hablando en términos de autoayuda, sino de hacer de esta actualidad en la que debemos vivir confinados en casa, una ocasión perfecta para probar un básico del cuidado facial que suele generar reacciones variadas: el retinol. 

Retinol, vitamina A, retinoides, bajo diferentes nomenclaturas suele esconderse un principio activo cuya acción suele ser similar, aunque en diferentes grados de potencia. Es decir, cada uno de ellos necesitará un tiempo más o menos amplio para conseguir resultados visibles y exigirá una mayor o menor intervención de la actividad celular epidérmica para actuar. Dicho esto, todos se encuentran bajo el poderoso paraguas de los retinoides, reconocidos por los expertos en dermatología por su poderosa acción transformadora de la textura de la piel: afinan el poro, suavizan las arrugas y uniforman el tono. Un auténtico todoterreno que funciona tan bien que, junto al ácido hialurónico, la vitamina C o la protección solar, es un imprescindible en cualquier programa de cuidados que intenten luchar contra los signos del envejecimiento.

Ahora bien, ¿cuándo incorporarlo? Por la noche, como una cura que potencie los efectos reparadores y regeneradores que el sueño tiene de manera natural sobre los tejidos. Aquí nuestros favoritos:

Time Control RetiNight Essence, de Dr. Schrammek

Esta esencia de concentrada eficacia ayuda a la piel a mostrarse más lisa. Su acción queratolítica, es decir, de retirada de las células muertas de la superfície cutánea y de estimulación de la división celular, ayudan a regenera profundamente el rostro. Además, incluye aceite de onagra, con alto contenido en ácido gamma linoleico, que ayuda a reforzar la función barrera y favorece que no pierda su hidratación; aceite de sésamo, el cual calma y aporta antioxidantes como la vitamina E y los ácidos grasos; aceite de semilla de arándano rojo, muy eficiente en la lucha contra los radicales libres, y aceite de camelia, regenerador y nutritivo.

Cuidado Filler Multicorrección Instantáneo, de Uriage 

 

Retinol, ácido hialurónico reticulado y vitaminas forman parte de este tratamiento de choque que corrige la apariencia de la superficie de la piel, ya sean arrugas o imperfecciones. Para redondear el efecto, incorpora además agua termal que calma, refresca y palia los efectos de las agresiones externas, desde la radiación solar hasta la polución.

Crema de Día Anti-edad SPF20 Celullar Boost, de Neutrogena

 

Un cóctel que une todo el poder del retinol con el del ácido hialurónico, para hidratar y rellenar surcos, así como el de un derivado de la vitamina C, que mejora el tono desigual. Nuestro incombustible retinol consigue estimular la síntesis de colágeno y elastina, favoreciendo el tono de los tejidos profundos, mientras que el hialurónico y la vitamina C, perfeccionan la apariencia de la superfície, consiguiendo que se vea más saludable, luminosa y uniforme. Al incorporar filtro solar sería recomendable usarla por la mañana, sobre todo si teletrabajas...

Retinol Drops, de Rodial

Rodial reserva un espacio especial para el retinol dentro de esta colección de “gotas” cosméticas, basadas en un solo ingrediente y en una concentración muy alta. Este complejo atesora un 10% de complejo retinoico que revitaliza, acelera el ciclo de renovación celular (que suele ralentizarse con la edad) y disminuye la profundidad de líneas de expresión. Poros, tono irregular y manchas son también el objetivo de su acción, cuyo resultado es una tez más luminosa y homogénea.

Retinol 3.0, de Skinceuticals

 

Aquí hablamos de un 0,3% de retinol puro, tan relevante que da nombre al producto del que forma parte, como protagonista. Tanto la fórmula como el envase, están diseñados para que el activo quede estabilizado y permita una aplicación óptima y eficaz, destinada a reducir la hiperpigmentación, rojeces, alteraciones cutáneas y arrugas. Pero el retinol no está solo en este sérum de textura aceite, también contiene bisabolol para calmar la piel.

Superstar Retinol Night Oil, de Pestle & Mortar

 

Su base de aceite orgánico, prensado en frío, contiene retinol para estimular la producción de colágeno y refinar la textura de la epidermis sin causar irritación. Con él recargas tu piel por la noche, siendo adecuado tanto para pieles secas o castigadas, como grasas. Sí, su textura es aceite, pero resulta de tacto seco y agradable, sin sentirse pesado sobre los poros. ¡El tratamiento perfecto para irse a dormir echa polvo y despertar como una superstar!

Berta Almagro: @bertalmagro

Imágenes: Cortesía de las firmas