Todos esperamos la Semana Santa con ganas, y no solo porque le damos a nuestro cuerpo (y mente) unas vacaciones bien merecidas... Los amantes del dulce, encuentran en la Semana Santa, su paraíso particular. Montañas y montañas de dulces al más puro estilo tradicional, se ciernen sobre nosotros. Si el dulce es tu guilty pleasure y amas el postre más que cualquier plato, aquí te dejamos las opciones con las que se te hará la boca agua: 

 

Torrijas

El postre por antonomasia de la Semana Santa. Esta ecuación perfecta de pan empapado en leche, pasado por huevo, frito y rebozado con azúcar y canela, hace la boca agua a cualquier mortal. No hay nada mejor que ir a casa de tu madre y encontrarte con una bandeja recién hecha, ¿verdad? Aunque es una tradición que, sin duda, no queremos que se pierda, te animamos a que este año tu seas el anfitrión con estas torrijas realfooder. ¡Van a alucinar!

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Realfooding® | Recetas Sanas (@realfooding)

 

Monas de Pascua

Y le llega el turno a los más fans del chocolate, entre los que obviamente nos encontramos. Para nosotros, la Semana Santa no tendría ningún sentido sin ellas: las Monas de Pascua. Esta pseudo tarta, con diferentes formas chocolateadas, es un verdadero éxtasis de fe en estas fechas. Os dejamos con la receta de Gloria Carrión, una propuesta fácil, vegana y deliciosa, para disfrutar de este capricho de la forma más healthy.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Gloria Carrión▫️Recetas Veg (@lagloriavegana)

 

Buñuelos de viento

Otro de los omnipresentes en cualquier mesa golosa que se precie en Semana Santa, son los buñuelos de viento, un dulce ideal para golosos a los que les gusta la variedad e indecisos. Su consumo durante estas festividades y la Cuaresma, es más un derecho que una obligación. ¿Lo mejor? Pueden estar rellenos de mil y un sabores diferentes.

Desde Vanidad te animamos a echar un vistazo a la receta de buñuelos que nos propone María Cosbel, hechos a base de calabaza y canela (ingredientes la mar de eficaces para restar calorías a nuestros pecados más edulcorados) ¡Pruébalos y haz tu Semana Santa divina a más no poder!

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Maria Cosbel (@mariacosbel)

 

Robiols

El guiño a las islas de Mallorca y Menorca llega de la mano de los robiols. Y es que estos pastelitos rellenos de dulce, como requesón, cabello de ángel o mermelada, vuelven locos a los baleares ¡pero también a los españoles en general! Si tenéis oportunidad de probarlos, hacerlo porque no volveréis a ver la Semana Santa con los mismos ojos. Tranquilos, también tenemos una opción vegana de la mano de Cati Palou: 

 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de CATI PALOU 💚 (@cati_palou)

Ahora ya no tienes excusa para poder disfrutar de los postres más tradicionales de Semana Santa. ¡Hay opciones para todos!

 

Redacción Vanidad

Imágenes: Instagram