Uno de los mayores problemas que está a la orden del día en nuestra sociedad es la baja autoestima. Este problema te lleva a una percepción negativa de ti mismo, creyendo que todo va a salir mal antes de intentarlo, que eres inferior a otra persona, que no estas a la altura, etc. Por lo que es un concepto que tenemos que aprender a manejar ya que esto te limita en tu vida diaria. ¿Cómo saber si tienes baja autoestima? Presta atención:

Una persona con baja autoestima piensa principalmente que debes ir al psicólogo porque tienes un problema como puede ser la depresión, ansiedad, adicciones, problemas de conducta o estrés entre otros. No tener seguridad en ti mismo, pensar que mereces las cosas buenas que te depara la vida, no dar tu opinión públicamente por miedo a lo que puedan pensar los demás, no esforzarte porque das por hecho que va a salir mal, dejarte pisar con facilidad, necesitas la aprobación de los demás frecuentemente, piensas que todo el mundo es mejor que tu, te sientes culpable, poco atractivo y nervioso la mayor parte del día son los principales síntomas que tienes que comenzar a analizar para saber si tu autoestima es baja. Si la respuesta es sí, te citamos algunos ejercicios con los que cambiar tu estilo de vida y saber el gran potencial que tienes y aún no has sacado. 

Principalmente deja de machacarte. Nadie es perfecto y todos tenemos nuestros defectos y virtudes, y hay que saber convivir con ellos. Por ello felicítate cuando hagas algo bien, cree en ti y muéstralo al mundo, si tú no te felicitas nadie lo hará. Con respecto a las cosas que no te salen bien, analízalas e intenta de mejorarlas pero que no se convierta en el centro de tu vida, réstales importancia y destaca mejor lo que haces bien. 

Positividad ante todo. Abandona el "no puedo" y haz que el "voy a tener éxito" se convierta en tu nuevo eslogan. Aunque creas que es un mito cuando piensas de forma negativa las cosas acaban saliendo mal, por ello siempre tenemos que ser optimista y en el caso de que no salga algo, se vuelve a intentar, pero nunca te rindas. La vida es una prueba de superación. 

La comparaciones son odiosas. Si te centras en lo ajeno y envidias al resto solo vas a sentirte más desgraciado aún. Cada persona es un mundo y tiene cualidades diferentes, seguro que tú posees un don que aún no eres consciente y no lo estas explotando por el simple hecho de centrarte en los demás. 

Ponerte metas es la principal opción, pero eso sí, sé realista y moderado. Nuestras metas deben ir aumentando en cuanto a dificultad se refiere, y si por casualidad alguna no la consigues cambia el rumbo que seguro que acabas llegando por otro camino. 

Respétate por encima de todo. Además de confiar en ti, tú eres el mayor tesoro que existe en tu vida, así que, aunque suene un poco egoísta quiérete y muéstralo al mundo. Da igual que peques de creído, si tú no te admiras y ante todo te das el valor que mereces, nadie lo hará.

Dedícate tiempo y mímate. Es fundamental que realices actividades con las que te sientas pleno y generes endorfina, esto te hará desconectar del trabajo además de conseguir buenos momentos. Risoterapia es la mejor terapia de choque, una buena reunión con amigas de verdad te dará años de vida. 

Aunque nosotros te demos unas pautas para conseguir el objetivo, recuerda que solo tú eres capaz de conseguir así que quiérete, mímate y asume que puedes superar todo aquello que te propongas. 

 

John Benítez: @iamjohnbenitez

Imágenes: Giphy.