Retrasar este momento es tan deseado como inevitable. Después de un verano lleno de buenos momentos, de planes hasta altas horas de la madrugada, de historias que serán recuerdos, de sol, playa, arena y mucha, mucha fiesta, llega el momento de sentar cabeza y enfrentarse a septiembre y a su temida vuelta al cole. Pero, ¡que no cunda el pánico! No todo es tan trágico como parece. Volver a empezar también trae consigo reencuentros, nuevas oportunidades y un año por delante cargado de grandes sorpresas.

Si aún así no consigues hacerte con el mood adecuado y todo esto que te contamos te parece, cuanto menos, un suplicio de muy mal gusto, en Vanidad te traemos algunas películas que te harán enfrentarte a septiembre con otros aires. Y, si no lo conseguimos, al menos te harán pasar un buen rato y te ayudará a evadirte de la lucha de sentimientos entre afrontar la realidad y vivir permanentemente de los recuerdos del verano. Así que, antes de volver al trabajo, tómate un tiempo para disfrutar de los filmes que ya contaron lo que supone decir adiós a las vacaciones.

1. Mean girls (2004)

Es la comedia adolescente por excelencia. Cady Heron, una chica de 16 años acostumbrada a una vida nómada y con poco don de gente, empieza el nuevo curso en un instituto público estadounidense.

Plagada de clichés adolescentes y rindiendo el más puro homenaje a su cualidad de película americana (la nueva, los frikis, las populares o los jugadores de fútbol, no falta nadie en este elenco), ‘Mean girls’ no deja de ser una película de culto para toda una generación que se sabe perfectamente la coreografía de ‘Jingle Bells’, que en el algún momento ha jugado a restringir el asiento a quien llevase chándal y para quien en los miércoles 3 de octubre, se convierte casi en un imperativo moral vestir de rosa.

2. El club de los poetas muertos (1989)

“¡Oh capitán, mi capitán!” es una frase que ha pasado a la historia, en parte, gracias a la enorme repercusión que tuvo el poema dedicado a Lincoln en esta película. Robin William es John Keating, un profesor de literatura de una institución educativa de lo más regia que traspasa los límites de la docencia puramente académica para inculcar una gran lección de vida a sus alumnos en la ficción y a todos los espectadores.

Un profesor que enseña a pensar, a disfrutar del tiempo presente y a luchar por ser quien cada uno quiere ser, todo ello con la literatura y, en especial, la poesía como hilo conductor. ‘El club de los poetas muertos’ es una película que esconde grandes lecciones y que nos muestra la importancia del papel del docente y la educación no solo a la hora de aprender materias, sino también como guía para entender la vida.

3. Grease (1978)

Otro clásico que pone su punto de partida en el fin de una historia de amor de verano que acaba reanudándose, precisamente, con la vuelta al cole. A estas alturas, ‘Grease’ puede considerarse una película de culto en toda regla y, aunque no deja de ser una cuestión de gustos, no podemos negar que, en algún momento de nuestra vida hemos cantado a pleno pulmón algunas de sus canciones (aunque sea en la intimidad de la ducha).

Danny Zuko y Sandy Olson, encarnados por John Travolta y Olivia Newton-John, nos han hecho soñar, bailar y cantar con la historia de chico malo y chica dulce en uno de los musicales más míticos jamás producidos.

4. Monstruos University (2013)

Los más pequeños (o no tan pequeños) también cuentan con una película de referencia sobre la vuelta a la rutina. La precuela del clásico de Pixar ‘Monstruos S.A.’, cuenta la historia de Mike Wazowski y Sulley Sullivan en su proceso de convertirse en grandes asustadores.

Sus aventuras en la universidad de los monstruos, los compañeros con los que se cruzarán en el camino y todo lo recorrido hasta llegar a ser los asustadores que conocemos, nos garantizarán una entrada a septiembre de los más divertida.

5. Matilda (1996)

La peculiar historia de una niña con capacidades especiales, una familia descuidada y una profesora digna de ser sargento de cualquier ejército, son los ingredientes de esta comedia familiar de corte fantástico que es garantía absoluta de buena velada de domingo tarde.

Una historia con la que reír, disfrutar y admirar el potencial extraordinario de la pequeña Matilda y sus distintas peripecias en un contexto tanto escolar, como familiar donde no termina de ser comprendida. Sin duda, siempre será una apuesta segura para disfrutar del momento de sofá y peli.

 

Elena Romero: @elenar_vargas

Imágenes: Giphy