Nuestra piel es mucho más delicada de lo que creemos y nuestro rostro, una de las partes del cuerpo que más sufre (ya que es la que está más expuesta a los factores externos). Muchas veces sufrimos problemas de acné por motivos hormonales, pero la mayoría de veces, la culpa la tienen nuestros malos hábitos... Te damos los consejos definitivos (y eficaces) para que esta temporada, presumas de piel:

Prohibida la toalla

Tenemos la costumbre de que, cuando salimos de la ducha, nos secamos con una toalla todo el cuerpo (incluida nuestra cara). Pues este es un error que debemos evitar a toda costa. El baño es una de las partes de nuestra casa que más bacterias e infecciones adhiere así que cuando te duches, seca el cuerpo con la toalla y dejar secar tu cara al aire. 

No todo lo natural es beneficioso

No todos los productos fabricados con elementos naturales son buenos para nuestra piel... debemos tener mucho cuidado a la hora de elegir y es que muchos de estos productos cosméticos están mezclados con aceite de coco y eso, para las pieles grasas, es lo peor ya que provocará que aumente el acné de forma abundante. 

Productos infantiles

Hay un falso mito que dice que desmaquillarse con toallitas de bebé es mucho más eficaz que el agua micelar o las propias toallitas desmaquillantes, pero no es cierto. Estos productos están diseñados para la piel de los más pequeños, no para las adultas así que en nuestro rostro solo puede causar erupciones o irritaciones. 

¡No los toques!

Sabemos que puede resultar inevitable no estallar un granito pero... este acto es uno de los más infecciosos (y que más hacemos). Por si no lo sabías, la suciedad no se extrae de forma adecuada y se incrusta en la piel provocando infecciones, cicatrices y más granitos así que antes de apretar... ¡cuenta hasta diez!

Cambiar la funda de almohada 

Un gesto tan sencillo como cambiar las sábanas puede ayudarte a prevenir el acné. La almohada acumula muchos residuos de la piel o de nuestro cabello que en algunas ocasiones, pueden estar llenos de bacterias. Por eso, cámbialas con regularidad.

Champú adecuado 

Creerás que es una tontería pero según el champú que utilicemos en nuestro cabello, puede variar la cantidad de acné que produce nuestra piel. Los que están enfocados al pelo graso son ideales ya que también tienen factores que regulan el exceso de grasa de nuestro rostro y piel. 

Pasta de dientes 

Es un remedio casero bastante recurrente cuando tenemos un grano inesperado que necesitamos eliminar con urgencia. Consiste en aplicar una pequeña porción de pasta de dientes sobre el grano y esperar unos 30 minutos ya que seca la piel y elimina en gran parte el acné. A pesar de todo, es un recurso que solo debemos en ocasiones urgentes ya que en exceso, puede ser perjudicial.

Seguro que si pones en marcha todos estos trucos, eliminarás por completo el problema con el acné... ¿Preparada para disfrutar de un rostro perfecto y sano? 

 

Vanesa Soto: @vanesasotog30

Imágenes: Giphy