Un buen cuidado facial y unas herramientas de trabajo adecuadas son imprescindibles para crear hasta las propuestas aparentemente más sencillas. Y es que ya lo recalca el refrán: la casa no se empieza por el tejado... así que ¿por qué ibas a currarte un maquillaje durante tres horas si luego no va a durar o lucir como se merece?

Una buena prebase es, por tanto, el primer paso sobre el que construir el color del rostro ya que ayudará a alisar la piel, reduciendo poros e imperfecciones, preparará la superficie para que la aplicación sea perfecta y fijará el resultado durante horas. El primer es el cimiento que crea ese lienzo desnudo sobre el que crear y, atenta, porque nosotras conocemos algunos que deberías tener muy en cuenta: 

Glow Enhancing Primer Sp15, de Shiseido

 

¿A quién no le gusta un poco de glow? Dormir poco y tener una apretada agenda social puede conducir a la catástrofe, pero una prebase como esta de Shiseido parchea la luminosidad del rostro, aportando un brillo saludable. Libre de aceites, incluye jengibre para despertar tus rasgos dormidos. Además, la peonía y glicina entre sus ingredientes añaden el plus decadente de un bouquet floral.

Le Blanc, de Chanel

 

Muchas veces la duda ante la compra de un primer es si este se ajustará a las diferentes necesidades que iremos teniendo en el tiempo. Coloreado para corregir alteraciones del tono, matificante oil-free para cuando te vas a fotografiar o todo lo contrario, iluminador nacarado para darle vida al rostro. Las posibilidades son infinitas y Chanel responde a todas con un producto universal de textura lechosa que prologa la duración del maquillaje y aporta luz, con sílice y mica. De hecho, es tan polivalente que puede ser utilizado de esta manera o puntualmente, para corregir rojeces u ojeras e incluso como base de maquillaje ligera. 

Backstage Eye Prime, de Dior

Delineados, ahumados, glitter... En esta cremosa prebase de Dior todos tienen un aliado con el que aguantar horas y horas sobre el párpado. Maximiza la intensidad del color aplicado y unifica el color de la piel, pero sobre todo, fija el producto para que se mantenga homogéneo, intenso e inalterable durante horas. Por fin puedes decir adiós a los ojos de mapache tras una fiesta que acabe en el after...

Prep + Prime Face Protect Lotion SPF50, de Mac

Si vas a aplicar un producto preparatorio haz que merezca la pena. En la era de las BB Cream ya no sabemos renunciar a los productos multifunción y este primer de Mac hace precisamente eso: acondiciona la piel, con extractos de algas y agua de lavanda, fija el maquillaje, protege frente a la radiación UVA/B con un interesante SPF50 y todo ello con un acabado ligero. ¡Así ahorras pasos y productos sin renunciar a nada!

Pure Canvas Primer Illuminating, de Laura Mercier

Laura Mercier reformuló y rediseñó su famoso primer hace unos años, expandiendo las posibilidades, pero en ningún caso perdió nada de la efectividad que lo ha hecho famoso. Frente a las dos versiones anteriores, ahora tenemos donde elegir y nosotras nos quedamos con el iluminador, con extracto microperlado para ese efecto resplandeciente sutil y elegante. Refresca y vigoriza los rostros cansados y apagados, a la vez que deja respirar a la piel y la protege mediante función barrera. 

SOS Primer, de Clarins

¿Rojeces? ¿Imperfecciones? ¿Opacidad? ¿Tez cetrina? No importa la necesidad específica, el preparador SOS de Clarins tiene siete tonos entre los que elegir, además de uno universal, para atacar a la raíz de la preocupación. De esta manera consigue pre-corregir de una manera ligera, ya que su textura es fresca y fácil de fundir con la piel, además de hidratar con el extracto de lirio de mar de cultivo bio y estimularla con guaraná. Un consejo: si tienes ojeras azuladas, apuesta por el coral para contrarrestar la oscuridad. En cambio, si ves tu tono apagado, el lavanda y el rosa serán tus aliados.

Pre-base de maquillaje Prime Time, de Bare Minerals

Esta prebase ayudará a que el fondo de tu maquillaje dure y dure y dure... pero también aportará un ligero color perfecto para esos días en los que no te apetece complicarte demasiado. Absorbe el brillo de manera eficaz y rellena los poros dilatados de manera primorosa, por lo que muchas pieles grasas o acnéicas confían en él a la hora de maquillarse. Solo un apunte final, entre sus ingredientes se encuentran siliconas, por lo que no olvides retirarlo bien antes de ir a dormir para no despertar con algún granito inoportuno.

 

Berta Almagro: @bertalmagro

Imágenes: Cortesía de las firmas