Excéntrico, atrevido, nostálgico y divertido. El estilo deco más irreverente del siglo pasado, vuelve a ser el centro de atención. Por supuesto, hablamos de los extravagantes años ochenta.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Eighties Modern 📠 (@80smodern)

Puede que inicialmente esta afirmación te cause cierto rechazo. En tu mente se dibuja la imagen de colores primarios y tonos pastel, camas de agua, muebles gruesos, paredes de bloques de vidrio, cortinas de lamas verticales, palmeras y flores como estampado de colchas y papel de pared, así como plantas por todas partes. A menudo todo bajo un mismo techo.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de The 80s Interior (@the_80s_interior)

Sin embargo, al igual que en la moda, también el diseño y la decoración funcionan de acuerdo a ciclos, reinventando influencias del pasado y combinándolas con nuevas propuestas. Y, como sucede en cualquier época, también los 80 tenían sus matices.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Eighties Modern 📠 (@80smodern)

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de The 80s Interior (@the_80s_interior)

¿Cuáles son los elementos insignia de los años 80 que están triunfando en 2021? ¿Cómo conseguir el look ochentero en tu hogar sin caer en una versión low-cost de la mansión de Scarface? Te lo contamos a continuación:

 

Menos es siempre más, también cuando nos inspiramos en los 80

La clave para incorporar las tendencias de la década de los ochenta, está en no excederse. Por este motivo, céntrate en unos pocos elementos como un sillón, una alfombra o un cuadro para reflejar la esencia eighties y a partir de ahí, construye el resto del espacio adaptándolo a tu estilo y necesidades.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de HOMEDREAMING (@_homedreaming)

 

Piensa en formas atrevidas y materiales naturales

Ante la duda, emplea siluetas curvas. Triunfan especialmente en sofás y espejos (el complemento favorito de las danesas, sobre todo en tonos pastel). También las lámparas pueden darte mucho juego.

Cuando hablamos de muebles, los ochenta nos evocan un mix total de texturas: madera, plástico, vidrio y metal. ¿Nuestra recomendación? Apostar por los materiales naturales de alta calidad, atemporales y perfectos para sumar un toque mediterráneo al conjunto.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de RON GOH (@mrcigar)

 

Recupera las claves del estilo Memphis 

El colectivo detrás de Memphis Group nos dejó para la posteridad un marcado estilo, que si bien es difícil de replicar con exactitud (corremos el riesgo de convertir nuestra casa en un museo de arte pop), puede servirnos de inspiración para darle una apariencia más divertida y atrevida a nuestros espacios.

El movimiento Memphis empezó en 1980 como una rebelión contra el minimalismo y las líneas rectas de la década anterior, tomando la geometría Art Decó y la paleta de colores del Pop Art. ¿Cómo llevarlo al diseño contemporáneo? A través de diseños geométricamente interesantes, el color block, toques de colores primarios para captar la atención o llamativos elementos de neón.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Memphis Milano (@memphis_milano)

  

No te olvides de los colores pastel (solo si son lo tuyo)

Otro de los rasgos más característicos del diseño deco de los ochenta, es la modernización de los tonos empolvados en interiores. 

Los colores pastel tienen defensores y detractores a partes iguales, y es que tienen ese poder de posicionarnos. O los amas o los odias. Por ello, esta tendencia solo es apta para amantes convencidos de esta paleta cromática.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de @pearly_interiors

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Isabella Di Stefano (@dizzlebella)

 

Compra vintage 

Hemos dejado para el final el que, probablemente, sea el consejo más evidente y al mismo tiempo del que menos hábito tenemos en nuestro país. Además de conseguir cierta autenticidad y diferenciación respecto a los productos que podemos encontrar en masa en muchas tiendas, adquirir artículos de segunda mano o vintage es también la mejor opción de consumo para el planeta, ya que estamos dando una nueva vida a piezas que ya existen y que no tienen que ser producidas desde cero. 

En este caso, nuestra apuesta indiscutible son los muebles de inspiración Art Decó, un estilo que surgió en los locos años 20, que regresó en los 80 y que, de nuevo, vuelve a estar de moda en la actualidad.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de @pearly_interiors

¿Lo mejor del estilo de interiores de los ochenta? Es una invitación a la diversión y a la experimentación en nuestros hogares. Y tú, ¿por dónde empezarás?

 

Carla Tomillo: @carlatomillo

Imágenes: Instagram.