Si a ti también te ha pasado, tranquilo. En Vanidad tenemos una solución de lo más natural (y eficaz) para ayudarnos a controlar todo este estrés: ¡los superalimentos! Aquí tus nuevos mejores aliados: 

1. Los antioxidantes

Los antioxidantes naturales como los arándanos, son unos de los mejores combatientes para el estrés, ya que ayudan a formar serotonina (más conocida como la hormona de la felicidad) y dopamina. Además, estos antioxidantes naturales ayudan a mejorar el humor y la memoria, todo un plus.

Puedes comerlos de un sinfín de formas, ya sean solos, en macedonias, como acompañantes de yogures o porridge... ¡Así que no dudes en incluirlos varias veces por semana en tu dieta!

2. Los frutos secos

Son el snack favorito de muchos... Además, de súper healthy, los frutos secos ayudan a disminuir la vasoconstricción y favorecen el funcionamiento del corazón. También te ayudarán a sentirte menos fatigado y, por consiguiente, más relajado.

Los frutos secos más eficaces por excelencia son las nueces o los pistachos. Un truquito: si necesitas un aporte de energía extra, sustituye tu taza de café por 100g al día de este perfecto tentempié, ideal para picar entre horas.

3. Un pequeño capricho: el chocolate negro

Comer chocolate negro reduce el estrés y la inflamación. , lo has leído bien y es que numerosos estudios han demostrado los beneficios que tiene el chocolate negro para múltiples aspectos como, por ejemplo, mejorar nuestro estado de ánimo. ¡Ahora ya tenemos la excusa perfecta para disfrutar del chocolate sin remordimientos! 

4. Semillas de sésamo, perfectas para tus bowls

Aparte de los numerosos beneficios que las semillas de sésamo pueden proporcionar a tu dieta y a tu salud, la disminución de estrés es también uno de los más comunes. Uno de los aminoácidos presentes en el sésamo, proporciona a nuestro organismo un extra de serotonina, que nunca está de más... Además, contiene vitamina B1, que ofrece un efecto relajante y calmante a nuestro cuerpo. 

Utilízalo para acompañar ensaladas, tostadas o tus queridos bowls, ¡tú eliges!

5. El poder de la vitamina C

¿A quién no le gusta acompañar su desayuno con un buen zumo natural de naranja? La vitamina C debe ser, a partir de ahora, uno de tus mejores amigos, ya que en situaciones de estrés o incluso picos de ansiedad, reduce los niveles de cortisol en sangre y favorece la formación de mielina en las neuronas.

 

El consejo de los expertos es consumir de 4 a 6 naranjas por semana. Si no, asegúrate de ingerir otros alimentos ricos en vitamina C como pomelos,  kiwis, pimientos rojo y verde...

6. Una buena infusión para desconectar

Nada mejor que una infusión para calmar los nervios. Infusiones como la manzanilla, la tila o la valeriana son la mejor arma para combatir la ansiedad ya que tienen un efecto sedante y además, son los mejores sustitutivos para el té o el café. Una taza por la noche te ayudará a concebir mejor el sueño, ¡y empezar la mañana con mucha más energía! 

Con estos superalimentos, el estrés en tu día a día ya no es una opción...

 

Marta Pérez: @marta_cubedo

Imágenes: Archivo