Llega una de las temporadas que a algunos más nos aterra: el cambio de armario. Sacar las polvorientas cajas, cargadas con prendas veraniegas, de aquel lugar que ya ni recordabas. La cantidad de cosas (y tesoros) que ahí puedes encontrar es maravilloso.  No sabes donde meter tal cantidad de ropa, ni tampoco que hacer con los accesorios y complemento. Nueva distribución, nuevas prendas, ¡nuevo todo! Pero que no cunda el pánico. Antes de empezar a sacar cosas como locos, y dejar la habitación cual probador de Inditex, debes seguir unos sencillos pasos. La satisfacción de hacer un buen cambio de armario por temporada es todo un placer. Sacar esos gigantes y pesados jerseys de invierno que tanto ocupan en nuestro closet. Para dar paso a prendas más frescas y finas. Y para aprobar en ésto de la organización te vamos a dar unos consejos, o mandamientos, que debes seguir. Así, ni tú, ni tu armario, sufriréis las consecuencias. Solo tienes que seguir leyendo. 

1. Toma tu tiempo

armario 4 En lugar de tomarte el cambio de armario como una limpieza, vívelo como un tiempo para ti. Una sesión de amor propio. Pon tu música favorita de fondo, mientras disfrutas de un café. Incluso puedes montarte tu propia pasarela de moda. Crear nuevos looks es un trabajo divertido y que aumenta tu creatividad. 

2. Tira todo lo que no uses

armario 2 Quien más y quien menos peca de tener en su armario prendas que no utiliza. Muchas de ellas nos traen buenos recuerdos pero jamás las volveríamos a llevar. Es en este importantísimo punto donde debes deshacerte de aquellas prendas que hace más de un año que no usas. Ganarás espacio.

3. Pon todas las prendas sobre la cama

armario cama Coloca toda la ropa de tu armario sobre la cama. También ropa interior, calcetines, pijamas, accesorios... Así podrás remodelar el cuarto y hacer una mejor organización. Es entonces, cuando de un vistazo puedas fichar todo, cuando debes hacer examen de conciencia. 

4. No amontones

armario 1

Si tu armario es pequeño y no cabe toda tu ropa (suele pasar) no te agobies. No tienes porqué aglutinar toda la ropa en un mismo espacio. Deja que la ropa respire. Puedes utilizar muebles o percheros auxiliares. Incluso, por qué no, que las prendas formen parte de tu decoración. Esa camisa merece ser vista. 

5. Ordena la ropa por tipologías

armario 5 Este tip es súper útil, y te ahorrará alguna que otra salida innecesaria a la tienda. Si colocas todas las camisetas juntas, camisas o pantalones, de un vistazo te darás cuenta de la cantidad de ellos que tienes. 

6. Colocar en horizontal

armario 7 Uno de los mandamientos del orden es la colocación horizontal. Dobla todas tus camisetas, en lugar de una sobre otra, una junto a otra. Ganarás espacio y además encontrarás esa prenda que quieres ponerte mucho más rápido. 

7. Utiliza cajas

armario 6 Las cajas o diferentes compartimentos pequeños son muy útiles a la hora de guardar y almacenar accesorios. También la ropa interior o pantis y calcetines deben tener su propio espacio. Estos pequeños separadores mantendrán tu closet ordenado. 

8. Todo en las perchas

armario perchas Intenta colgar en perchas la mayor cantidad de cosas. Así la ropa conserva mejor su forma y las prendas no se arrugan tanto. Un tip para conseguir armonía, es que las perchas sean todas igual, en cuanto a color y forma. Dará una mayor sensación de orden. 

9. La versatilidad del calzado

armario zapatos Uno de los mayores problemas es organizar adecuadamente el calzado. Pero pueden dar mucho juego y ser parte de tu decoración. Eso sí, si están bien cuidados y pueden ser vistos. Utiliza algún estante para repartirlos por el cuarto. 

10. Uno por otro

Las modas son pasajeras, y nuestros gustos cambian de un año para otro. Además de esto tu cuerpo también cambia, y aquellos jeans que te quedaban de muerte, ya no lo hacen. Por ello cada vez que vayas a incluir una prenda nueva, saca otra. Por ejemplo si compras una camisa blanca, deshazte de la que tengas más vieja y pasada.

 

Lidia Ligero - @Lidialu_